jueves, 1 de octubre de 2020

BOLLOS DE CANELA HOLANDESES



Hay muchas clases de bollos en el mundo, pero si hay unos que me gustan por encima de todos son los Cinnamon Rolls, me gustan tantísimo que no puedo hacerlos, ¿y eso por qué?, Pues...no puedo hacerlos porque me los como todos de una sentada! Sería feliz comiendo Cinnamon Rolls todos los días! Mmmm.... 😋😋

Pues hoy os traigo a sus hermanos Europeos, con un nombre realmente impronunciable ("Zeeuwse bolussen" ahí es na), así que los dejaremos en Bollos de canela holandeses, que será mejor. La diferencia entre estos bollos y los Norteamericanos es que estos no llevan el azúcar y canela por dentro sino por fuera. Os pongo unas fotos para que comprendáis como se hacen.

Si me preguntáis cuales me gustan más, os diré estos me gustan mucho y me parece muy curioso como se hacen, pero mis Cinnamon Rolls no los cambio por nada.

Por cierto, la receta es del libro Pan casero del gran Iban Yarza.

Espero que os gusten.




INGREDIENTES

-500 gr. HARINA DE FUERZA
-230 gr. LECHE
-80 gr. MANTEQUILLA
-1 HUEVO (55 gr.)
-25 gr. AZÚCAR BLANCO
-10 gr. LEVADURA FRESCA
-8 gr. SAL
-RALLADURA MEDIO LIMÓM
-200 gr. AZÚCAR MORENO , MUSCOVADO O PANELA
-2 cucharadas soperas CANELA MOLIDA


ELABORACIÓN

-Disolvemos la levadura en la leche templada junto con el azúcar.

-En un bol ponemos la harina, hacemos un agujero en el centro y ponemos el huevo, la mantequilla troceada, la sal, la ralladura de limón y la mezcla de leche, levadura y azúcar. Mezclar bien, poner la masa sobre la mesa de trabajo y amasarla un poco, seguramente será una masa pegajosa y complicada de trabajar pero lo haremos hasta que quede todo integrado.

-La dejamos reposar 10 minutos cubierto con un paño. Pasado este tiempo de reposo amasar durante 10 minutos plegando la masa sobre si misma y haciéndola rodar sobre la mesa hasta que esté fina y satinada. Ponerla en un bol, cubrir con un paño y dejar dentro del horno apagado hasta que se hinche bastante.

-Una vez veamos que ha aumentado de tamaño la ponemos sobre la mesa de trabajo, la desgasificamos plegándola y amasándola durante medio minuto. 

-Dividimos la masa en porciones de unos 100 gr. y las bolearemos. Esto es hacer bolas con estas porciones de masa haciéndolas rodar entre la mano por la mesa. Dejarlas reposar 10 minutos.

-Mezclar el azúcar y la canela. Esparcir esta mezcla en la superficie de trabajo .

-Estiraremos cada bola hasta hacer tiras de 15 centímetros. Estas tiras las hacemos rodar con las 2 manos por encima de la mezcla de canela y azúcar, las iremos retorciendo en forma de espiral por encima de la mezcla apretando para que que recoja bastante azúcar y forme una grietas que serán las que infiltraran el azúcar y canela, tendremos que ir rodando y estirando hasta formar tiras de 40 centímetros. 

-Enrollarlas como si fueran ensaimadas y ponerlas en una bandeja de horno con papel encerado en el fondo. Una vez todas colocadas en la bandeja, las aplanaremos con las manos.

-Dejarlas dentro del horno apagado hasta que doblen el volumen.

-Encender el horno a 220º C y hornear durante 8–10 minutos, con mucho cuidado de que no se quemen. Lo interesante es que todo el azúcar se caramelice pero sin ponerse duro ni quemarse. Una vez horneados dejar reposar dentro de la bandeja 2 minutos antes de darles la vuelta. 

*Lo de darles la vuelta es porque se sirven con la parte de arriba abajo y la parte de abajo hacia arriba. 








Buen provecho!






miércoles, 16 de septiembre de 2020

COCA DE MERMELADA DE NARANJA Y TOBLERONE


Esta es una receta de aprovechamiento, el motivo es que me equivoqué, en vez de comprar mermelada de melocotón resulta que compré la mermelada que menos me gusta de todas las mermeladas existentes, y esa es la mermelada de naranja amarga! Ñejjjjjjj... 😖.  Supongo que como tienen prácticamente el mismo color di por hecho que era de melocotón. Cuando me di cuenta me faltó un pelo para tirarla a la basura directamente sin abrir, pero pensé: “¿y si le doy algún uso?”, y esto es lo que se me ocurrió hacer, una coca de mermelada de naranja.

No quería que el resultado fuera amargo por lo que añadí 100 gramos de azúcar, unos trocitos de toblerone que tenía a punto de caducar y una cucharadita de vainilla. Quería conseguir que tuviera ese sabor a naranja pero desde luego quitar todo el amargor que pudiera tener y lo he conseguido.

Una receta muy fácil y que por supuesto se puede poner cualquier otra mermelada, no sólo de naranja amarga.

El nombre coca es el nombre que le damos en la zona del levante a este tipo de dulces (no se si en otras partes..). No llegan a ser bizcochos porque los bizcochos suelen ser más altos, esponjosos, ligeros y aireados. Las cocas son más bajitas y más... digamos... espesas, tienen más humedad que los bizcochos. Ambos muy ricos pero diferentes.

Espero que os guste.


INGREDIENTES:

-150 gr. HARINA

-50 gr. ALMENDRA MOLIDA (puede ser con o sin piel)

-1 cucharadita de LEVADURA EN POLVO DE REPOSTERÍA

-3 HUEVOS L

-100 gr. AZÚCAR

-1 cucharadita de VAINILLA LÍQUIDA

-60 gr. MANTEQUILLA DERRETIDA

-200 gr. MERMELADA DE NARANJA

-TOBLERONE


ELABORACIÓN:

-Precalentar el horno a 180ºC

-Batimos los huevos con el azúcar hasta que aumenten de tamaño y sea una crema espumosa, blanquecina y voluminosa.

-Vertemos poco a poco la mantequilla en forma de hilo mientras seguimos batiendo.

-Fuera de la batidora añadimos la mermelada y mezclamos.

-Por otro lado mezclamos la harina con la levadura y la tamizar y añadirla, vamos integrando la harina con movimientos envolventes.

-Engrasamos y enharinamos un molde rectangular y vertemos nuestra preparación. Esparcir por encima trocitos de toblerone al gusto, no mezclarlos, solo ponerlos por encima. Espolvorear con azúcar y hornear a 180ºC unos 30 minutos. Un poco antes comprobar con una brocheta a ver si está. Lo he horneado con aire. 

Lo que yo he hecho ha sido forrar el fondo de un molde rectangular desmontable con papel de horno y engrasar las paredes interiores del molde. Lo he horneado a 170ºC con aire durante 25 minutos.

-Dejar reposar dentro del molde unos 10 minutos antes de desmoldar, luego dejarlo sobre una rejilla.

Buen provecho!




lunes, 27 de julio de 2020

BERLINAS II




En este blog ya tengo una receta de Berlinas y fue una de las primeras recetas que publiqué cuando abrí el blog allá en el año 2010... (10 años ya, y aquí seguimos..) Por eso la he bautizado como “Berlinas II”. 

Es un poco confuso publicar una receta y tiempo después publicar otra de lo mismo, es como...¿Acaso aquella receta no es buena?, la respuesta es: ¡Sí, es muy buena!, aunque las fotos mejor las olvidamos! 😂, pero en el confinamiento me dio por hacer un montón de recetas del libro Brioixería (bollería) de Xavier Barriga, y no podía dejar de hacer la suya, así que aquí la tenéis.

Os puedo decir que son unos bollitos súper tiernos...esponjosos...Mmmm... bueníííííííísimos! Una locura de buenos!!

Para que salgan tan tiernos el truco está en amasar y dejar reposar bastantes veces, así es como una masa se convierte en un bocado del cielo!

Así que...a..amasar....!!!



INGREDIENTES (salen unos 8)

-500 gr. HARINA DE FUERZA (*notas)
-10 gr. SAL
-80 gr. AZÚCAR
-100 gr. HUEVO (2 unidades)
-50 gr. MANTEQUILLA FRÍA
-180 ml. AGUA FRÍA
-40 gr. LEVADURA FRESCA DE PANADERÍA
-RALLADURA DE ½ LIMÓN
-1/2 cucharadita rasa de CANELA EN POLVO


RELLENO:
-MERMELADA
-CREMA DE CHOCOLATE

ELABORACIÓN:

-Cortar la mantequilla en cuadraditos y dejar dentro del frigorífico.

-En un bol ponemos la harina, el azúcar, los huevos, el agua, la ralladura de limón, la canela y la pizca de sal. Amasaremos con la ayuda del accesorio gancho del robot de cocina. Si no tenemos, lo haremos a mano. Hay que ir amasando y dejando reposar, amasamos...dejamos reposar... así varias veces.

-Cuando hayamos hecho esto (amasar/reposar varias veces) iremos añadiendo la mantequilla poco a poco, solo sacaremos del frigorífico el trocito de mantequilla que vayamos a poner en la masa, el resto lo seguiremos dejando dentro del frigo. hasta terminar con toda la mantequilla, lo importante es que no esté a temperatura ambiente. No pondremos otro trozo de mantequilla hasta que el anterior haya quedado perfectamente integrado en la masa y cada vez que añadamos un trocito de mantequilla dejaremos reposar la masa.

-Una vez hayamos puesto toda la mantequilla, dejaremos reposar y añadiremos la levadura disuelta en un poco de agua, amasaremos hasta que quede integrada y dejaremos reposar.

Cada reposo mínimo 10 minutos, cuanto más reposos mejor resultado. ¿Cuando sabremos que hay que dejar de amasar/reposar? Cuando la masa ya no se pegue a las manos.

Si lo hacemos con robot, la masa debe despegarse de las paredes del bol y una vez tenga la levadura puesta, sacaremos del bol, espolvorearemos la mesa de trabajo con un poco de harina y la trabajaremos un poco con las manos, es la mejor forma de ver como está la masa. Si no se queda pegada a las manos ya está lista, si se queda pegada, necesita más reposos, no necesita más harina, necesita seguir reposando.

-Cada vez que la dejemos reposar cubriremos el bol con un paño de algodón y si lo estamos haciendo manualmente, cubriremos la masa con un paño cada vez que la dejemos reposar.

-Cortar porciones de 50 gr. formar bolas, pasarlas ligeramente por harina y dejarlas en una fuente de horno encima de papel sulfurizado (papel de horno). Introducir la bandeja dentro del horno apagado hasta que hayan doblado el volumen. Hay que dejar las bolas separadas unas de otras.

Una vez hayan duplicado el volumen, ponemos aceite de oliva suave o de girasol en un cazo, mejor un cazo que una sartén porque debe haber bastante aceite. Calentar el aceite a 170-180ºC, si no tenemos termómetro (os aconsejo que tengáis uno para esta o otras muchas cosas en la cocina), el aceite debe estar caliente pero no humeando.

-Introducir una de las bolas en el aceite y dar la vuelta cuando tome un bonito color tostado. Dejar sobre papel de cocina absorbente para eliminar el exceso de aceite.

-Poner la mermelada y/o el chocolate un una manga pastelera con una boquilla larga. Hacer un agujerito en un lateral y rellenar. Pasar por azúcar y a disfrutar!!


NOTAS:

Es una masa muy fácil, lo único que hay que tener en cuenta es que hay que ir amasando y hay que ir dejando reposar varias veces, por lo que no es algo que podamos hacer en media hora. Al principio de hacer este tipo de masas nos apetece añadir más y más harina y esto es un error bastante común, a más harina, más duras son las masas. Simplemente hay que ir dejando reposar y después de cada reposo será más fácil amasar y cada vez se pegará menos a las manos o al bol.

-Siempre es bueno no añadir de golpe toda el agua, más que nada porque hay harinas que necesitan menos agua que otras, por lo tanto es ideal siempre dejar un poco de agua por si acaso, si vemos que la masa es muy seca entonces añadimos el resto de agua.

-A pesar de que Xavier Barriga tiene fórmulas infalibles a mí me da la impresión de que es demasiada levadura, por lo que yo pongo menos, añado 30 gramos en vez de 40. Aún así, 30 gramos me parece mucha levadura pero tampoco quiero poner mucha menos ya que él recomienda 40 gramos y no quiero llevarle demasiado la contraria al maestro.

-Si preferís, podéis hacer bolitas más pequeñitas (tipo bocadito) y rellenarlas igualmente... Bufff... una locura!!



Buen provecho!


lunes, 13 de julio de 2020

HELADO DE DULCE DE LECHE



Ahora con el calor no hay otra cosa que apetezca más que cosas fresquitas, ensaladas...gazpacho andaluz...cervecitas...y por supuesto: Helados!! 😋😋😋😋😋
Una de las cosas buenas que tienen los helados caseros es que son muy fáciles de hacer, tengas o no tengas heladera (máquina especial para hacer helados), si la tienes pues simplemente tenemos que poner la mezcla dentro y dejar en marcha unos 10-20 minutos, pero si no se tiene no hay más misterio que poner la mezcla dentro del congelador, sacar cada media hora, remover y listo, esto lo haremos unas 3 veces, ya está, pero para ponerlo aún más fácil, si montamos la nata ya no es necesario hacer esto. 

Aquí en el blog encontraréis unos cuantos y más que os voy a traer. 
Esta vez le ha tocado el turno al helado de dulce de leche, una maravilla! Se puede hacer poniendo todo el dulce de leche en la mezcla o se puede reservar un poco y añadirlo en plan tropezones. A mí me gusta un poco más mezclándolo todo, pero con tropezones también está muy bueno.

Espero que os guste!

INGREDIENTES:

-400ml NATA PARA MONTAR
-360 gr. DULCE DE LECHE REPOSTERO
-80 ml LECHE
-40 ml. AZÚCAR INVERTIDO (opcional, receta aquí)
-40 gr. ALMENDRAS CARAMELIZADAS TRITURADAS (opcional)

ELABORACIÓN:

La nata debe estar bien fría.

-Separamos 80 gr. de dulce de leche, lo calentamos un poco para que quede muy cremoso y manejable y reservamos.

-Calentamos la leche y la añadimos al dulce de leche (el que tiene más cantidad). Remover bien hasta que se haga una crema. Si usamos azúcar invertido lo añadiremos también. Remover.

-Montamos la nata durante 3 o 4 minutos.

-Con cuidado vamos añadiendo la crema de dulce de leche a la nata, lo haremos con movimientos envolventes para que la nata no baje, o baje lo mínimo.

En un bol apto para el congelador, ponemos una capa de la crema, unos hilitos del dulce de leche reservado (o en montoncitos) y espolvoreamos con unas almendras. Ponemos más crema, encima de la crema unos hilitos del dulces de leche, encima unas almendras...y así hasta terminar. Introducir en el congelador y a esperar! Como la nata está montada no es necesario ir sacando y removiendo.


Si tenemos heladera (aparato especial para hacer helados):

No será necesario montar mucho la nata, con un poco es suficiente y procederemos de la misma forma. Ponemos la heladera según las instrucciones pues cada una es diferente a la otra, por lo que no os puedo aconsejar. La mía de de la Kitchen Aid y en 10 minutos a velocidad lenta lo tengo listo .

El uso del azúcar invertido lo que hace es que evita la cristalización por lo que el helado siempre resultará más cremoso. Es muy fácil de hacer y se puede usar tanto en helados como en bollería por ejemplo, en bollería hace que las masas sean más esponjosas y aguanten más tiempo tiernas. Pero si no queréis no lo pongáis.

Buen provecho!


Visto en Quiero Cupcakes

viernes, 26 de junio de 2020

POVITICA (rollo de nueces centroeuropeo)



Hoy una de esas recetas que tanto me gustan! Adoro las recetas que llevan masa, es decir, todas aquellas que llevan harina y levadura, así que esta receta me encanta.

Hace algún tiempo os traje una bastante similar llamada Babka, el Babka judío, y hoy otra parecida típica de Europa del este, la diferencia es que esta masa se rellena con nueces, aunque por supuesto la podéis rellenar con lo que queráis, pero lo típico es con nueces.

Esta masa a diferencia del Babka es que debe aplanarse más, yo no he podido aplanarla lo suficiente y me ha quedado un poco más gruesa de lo que debería quedar, pero está igual de buena. Vosotros intentar aplanarla más para que el corte sea mucho más espectacular. Eso sí, no hay que tener prisa pues necesita reposos largos, pero merece la pena la espera, eso os lo puedo asegurar.

Espero que os guste



INGREDIENTES
*molde de cake alargado de 25cm

-285 gr. HARINA DE FUERZA
-120 ml. LECHE
-15 ml. AGUA
-1,4 gr. LEVADURA EN POLVO DE PANADERÍA o bien 10gr. LEVADURA FRESCA
-50 gr. AZÚCAR
-1 HUEVO L
-22 gr. MANTEQUILLA SIN SAL FUNDIDA
-5 gr. SAL

RELLENO
-280 gr. NUECES
-60 gr. MANTEQUILLA
-60 ml. LECHE
-95 gr. AZÚCAR
-1 cucharada CACAO EN POLVO SIN AZÚCAR
-1/2 cucharadita de CANELA EN POLVO
-1 YEMA DE HUEVO L
-1/4 cucharadita EXTRACTO DE VAINILLA
-UNA pizca de SAL

PARA PINTAR
-25 gr MANTEQUILLA FUNDIDA
-AZÚCAR GLAS para espolvorear


ELABORACION
-En un bol ponemos la harina, la leche, el agua, el huevo y la levadura seca, mezclar hasta obtener una masa homogénea. Si ponemos levadura fresca, templamos la leche y el agua y la disolvemos, mezclar con la harina.

-Incorporar el azúcar y amasar hasta que se integre. Poner la masa sobre la mesa de trabajo espolvoreada con harina e iremos amasando hasta que tengamos una masa lisa y sedosa. Se puede trabajar manualmente o en la batidora con el accesorio gancho. 

-Añadimos la mantequilla poco a poco sin dejar de amasar. Amasamos entre 12-15 minutos.

-Formar una bola, introducirla en un bol, cubrir con film de cocina y un paño. La ponemos dentro del horno apagado y dejar reposar 3-4 horas.


RELLENO

-Trituramos las nueces junto con el azúcar, la canela, la sal y el cacao. Reservar.

-Calentar la leche en un cazo junto con la mantequilla hasta que veamos que empieza a hervir. Apagar el fuego.

-Poner la mezcla de nueces en un bol, verter la leche, añadir la vainilla, la yema y mezclar todo bien. Cubrir con film de cocina y dejar reposar a temperatura ambiente.


FORMADO

-Estirar la masa sobre una tela de algodón grande, espolvoreada ligeramente con maicena, si no tenemos la extenderemos en la mesa de trabajo igualmente espolvoreada con maicena.

-Volcamos la masa, y la estiramos lo más fina que podamos.

-Ponemos el relleno por toda la superficie y la enrollamos empezando por la parte más alargada.

-Con el rollo de masa formaremos una S o una Z y la introducimos dentro del molde bien engrasado. Da igual que quede apretadito. Yo lo forre todo el molde con papel de horno.

-Lo pondremos dentro del horno apagado y dejaremos levar durante unas 3 horas.

-Precalentar el horno a 180ºC. calor arriba y abajo, pincelar con la mitad de la mantequilla derretida y hornear durante 15 minutos. A los 15 minutos bajaremos el horno a 150ºC.y hornear 45 minutos más a esta temperatura.

-Sacar del horno y pincelar con el resto de la mantequilla. Dejar reposar 20 minutos dentro del molde. Pasado ese tiempo desmoldar y dejar enfriar completamente sobre una rejilla.

-Una vez frio espolvorear con azúcar glas.

NOTAS
-Para cortarlo y no se rompa debéis ponerlo de costado y así lo podréis cortar perfectamente. Como cuando nos ponemos de lado en la cama para dormir...pues misma posición.

-Aplanar todo lo que podáis la masa, cuanto más fina mejor.

*Visto en: Bake street


Buen provecho



miércoles, 17 de junio de 2020

COCA DE SAN JUAN



La coca de San Juan es algo que me encanta, me encantan las frutas confitadas, sobre todo las guindas rojas y las naranjas. Si no os gusta podéis poder otros ingredientes, en notas os pongo alguna idea que también es muy válida en este tipo de cocas.

La misma masa se puede usar para hacer Roscón de Reyes, ya que es abriochada, tierna, esponjosa...por lo que podéis usarla perfectamente para eso. Además viene de la mano de Xavier Barriga que me da a mí que finalmente haré cada una de las recetas de su libro Brioixería (Bollería), a ver si llega a sus oídos y me invita a su obrador!

Esta coca es muy típica de la zona mediterránea, se come en la noche de San Juan pero desde luego esto se come en la noche, en el día, en la mañana.. y siempre que uno quiere porque no puede estar más bueno!!!

Espero que os guste.



INGREDIENTES (para 4 cocas o 2 grandes)

-500 gr. HARINA DE FUERZA
-10 gr. SAL
-100 gr. AZÚCAR
-150 gr. HUEVO (3 unidades)
-100 gr. MANTEQUILLA FRÍA
-100 gr. MASA DE BRIOCHE FERMENTADA opcional (*notas)
-120 gr. AGUA FRÍA
-35 gr. LEVADURA FRESCA DE PANADERÍA
-RALLADURA DE ½ LIMÓN
-1/2 cucharadita de CANELA EN POLVO

-FRUTA CONFITADA
-PIÑONES
-AZÚCAR
-1 HUEVO PARA PINCELAR POR ENCIMA

ELABORACIÓN

-Cortar la mantequilla en cuadraditos y dejar dentro del frigorífico.

-En un bol ponemos la harina, la masa de brioche fermentada, el azúcar, los huevos, el agua, la ralladura de limón, la canela y la pizca de sal. Amasaremos con la ayuda del accesorio gancho del robot de cocina. Si no tenemos, lo haremos a mano. Hay que ir amasando y dejando reposar, amasamos...dejamos reposar... así varias veces.

-Cuando hayamos hecho esto (amasar/reposar varias veces) iremos añadiendo la mantequilla poco a poco, solo sacaremos del frigorífico el trocito de mantequilla que vayamos a poner en la masa, el resto lo seguiremos dejando dentro del frigo. hasta terminar con toda la mantequilla, lo importante es que no esté a temperatura ambiente. No pondremos otro trozo de mantequilla hasta que el anterior haya quedado perfectamente integrado en la masa y cada vez que añadamos un trocito de mantequilla dejaremos reposar la masa.

-Una vez hayamos puesto toda la mantequilla, dejaremos reposar y añadiremos la levadura disuelta en un poco de agua, amasaremos hasta que quede integrada y dejaremos reposar.

Cada reposo mínimo 10 minutos, cuanto más reposos mejor resultado. ¿Cuando sabremos que hay que dejar de amasar/reposar? Cuando la masa ya no se pegue a las manos.

Si lo hacemos con robot, la masa debe despegarse de las paredes del bol y una vez tenga la levadura puesta, sacaremos del bol, espolvorearemos la mesa de trabajo con un poco de harina y la trabajaremos un poco con las manos, es la mejor forma de ver como está la masa. Si no se queda pegada a las manos ya está lista, si se queda pegada, necesita más reposos, no necesita más harina, necesita seguir reposando.

-Cada vez que la dejemos reposar cubriremos el bol con un paño de algodón y si lo estamos haciendo manualmente, cubriremos la masa con un paño cada vez que la dejemos reposar.

-Una vez la masa lista, separamos porciones de 350 gr. en el caso de querer hacer 4 cocas. Formar bolas con estas porciones y dejarlas reposar 30 minutos dentro del frigorífico tapadas con un paño.

-A los 30 minutos sacamos las porciones del frigorífico y las aplanamos con la ayuda de un rodillo de cocina dejándolas de 1 centímetros de grosor. Pincelarlas con huevo batido con una pizca de sal. Esparcir por encima las frutas confitadas. Ponerlas sobre papel sulfurizado y en bandejas de horno (engrasar un poco el papel pues tienden a quedarse un poco pegadas). Dejarlas dentro del horno apagado hasta que prácticamente hayan doblado el volumen.

-Encender el horno a 190ºC

-Esparcir por encima los piñones y azúcar. Hornear durante 17 minutos, debe quedar un bonito color tostado por lo que si vemos que se tuesta demasiado pronto bajar un poco la temperatura o cubrir con papel de aluminio. De todas formas ir vigilando, puede que vuestro horno necesite algo menos de tiempo o más. Yo las he horneado con aire a 180ºC durante 15 minutos.

-Una vez hechas, sacar las bandejas del horno pero no sacar las cosas. Dejarlas en las bandejas hasta que se enfríen.

NOTAS:

-Se pueden cortar por la mitad y rellenarse con crema de chocolate o crema pastelera, o bien, cuando pongamos las frutas por encima podemos poner crema pastelera o de chocolate dentro de una manga pastelera y poner unas turas por encima. Hay quién lo pone todo, hay quién pone la crema y unas guindas.. hay quién no pone crema...ahí ya cada uno puede poner lo que prefiera.



Buen provecho!




domingo, 31 de mayo de 2020

GALLETAS FILIPINOS



Si hay algo que se me da muy pero que muy mal es fotografiar helados y galletas, un desastre, pero lo peor no es fotografiar galletas sino fotografiar galletas bañadas con chocolate! Cualquier manipulación se queda la dichosa huella digital marcada! Arggg.... así que pongo solo una foto y demos gracias.

Tenía ganas de galletas pero no sabía de qué tipo cuando de repente se me encendió la bombilla! Filipinos! Me puse a buscar y encontré una receta, me puse manos a la obra pero las galletas salieron duras.
Estuve a punto de volver a hacer la misma receta con alguna modificación pero pensé que sería mucho mejor echar mano de mi receta de galletas e ir a lo seguro, y fue una buena idea porque salieron muy bien.
Son muy fáciles de hacer y están deliciosas!!!



Espero que os gusten



INGREDIENTES

-150 gr. de MANTEQUILLA a temp. ambiente
-125 gr. de AZÚCAR
-1 HUEVO M a temperatura ambiente
-270 gr. de HARINA DE TODO USO
-1 cucharadita de VAINILLA LÍQUIDA

COBERTURA

-300 gr. CHOCOLATE DE COBERTURA (con leche, negro o blanco*leer notas)
-60 ml. ACEITE DE GIRASOL

ELABORACIÓN:

-En un bol ponemos la mantequilla a temperatura ambiente junto con el azúcar y batimos hasta que ambos ingredientes se unan y quede cremoso. Añadimos el huevo entero y la vainilla y seguimos batiendo hasta que esté bien integrado. Finalmente agregamos la harina y mezclamos todo muy bien, debe despegarse de las paredes del bol, la textura debe quedar manejable, en el caso de que quede muy blando añadiremos más harina pero sin pasarnos ya que el exceso de harina endurece las masas.

-Para que nos sea más fácil, sacaremos la masa del bol, enharinaremos un poco la mesa de trabajo y terminaremos amasando ahí.

-Ponemos la masa entre 2 trozos de film de cocina y pasamos el rodillo por encima, las haremos de un centímetro de grosor ya que las galletas filipinos son galletas gorditas. Poner la masa extendida en el frigorífico un rato antes de cortar lar las galletas.

-Una vez enfriada, la sacamos del frigo. y procedemos a cortarlas, hay que intentar cortarlas con un cortapastas redondo pequeño y con otro mucho más pequeño haremos el famoso agujerito en el centro. Si no tenemos cortapastas de estos tamaños, no nos quedará más remedio que usar nuestro ingenio y buscar por casa algo que nos sirva, un vaso de licor y el tapón de alguna botella de colonia bien limpio... en fin, lo que sea que nos pueda servir.

-Ponemos las galletas sobre una bandeja de horno que ya la tendremos preparada con un papel de horno para evitar que se peguen e introduciremos de nuevo la bandeja dentro del frigorífico, si no nos cabe la bandeja las pondremos en platos, lo que hay que intentar es manipularlas lo menos posible. Las dejamos dentro del frigorífico sobre media hora aprox.

-Pasado ese tiempo, precalentamos el horno a 180ºC. (En el caso de hacerlo con aire poner a 175ºC).

-Sacar las galletas del frigorífico y hornear 10 minutos.

-Una vez horneadas las ponemos sobre una rejilla a enfriar.

-Derretimos el chocolate troceado en el microondas, lo ideal es primero un minuto, sacamos, removemos y volvemos a poner 30 segundos más.

-Fuera del microondas añadimos el aceite y movemos bien para que se integren ambos ingredientes.

-Las galletas las tendremos puestas en una rejilla, debajo de la rejilla ponemos un papel de horno o una bandeja para recoger el chocolate que caiga.

-Verter el chocolate por encima de las galletas y dejar enfriar completamente antes de manipularlas.

NOTAS:

El chocolate de cobertura podéis ponerlo negro, blanco o con leche, si ponéis chocolate blanco (hay galletas filipinos de chocolate blanco) en ese caso pondremos una cucharada de cacao en polvo puro a la masa de las galletas. Si ponemos chocolate negro las haremos tal cual, solo que al chocolate de cobertura ponemos un poco más de aceite, al contrario pasaría si es blanco, que en este caso se pondría un poco menos de aceite.

-El uso de aceite hace que quede un poco más liquido el chocolate y poder bañar con más facilidad las galletas sin peligro a que el chocolate se bloquee.




Buen provecho!

lunes, 18 de mayo de 2020

BOEUF BOURGUIGNON (Julia Child)



Hace mucho tiempo que quería hacer esta receta y por fin ha llegado el momento. No tengo palabras para decir lo buenísimo que está! Es el estofado de buey o ternera más bueno, sabroso y lleno de matices que se pueda probar.

Ya sabía de la existencia de esta cocinera, la gran Julia Child, cocinera que ya nos dejó en agosto del 2014 pero todo su maravilloso trabajo quedó aquí en nuestras manos, como su archifamoso libro “Mastering the Art of French Cooking” (El arte de la cocina francesa) escrito junto con Louisette Bertholle y Simone Beck (Sobre todo con Simone más que con Louisette), probando cada una de las recetas antes de escribirlas y rectificando todo lo necesario hasta que la receta salía perfecta. Pero, sobre todo, la hemos conocido gracias a la película Julie & Julia, basada en hechos reales, donde una chica (Julie Powell) se le ocurre abrir un blog y hacer cada una de las 524 recetas que tiene el libro durante un año, todo un reto que no puedo ni imaginar el caos que tiene que ser eso, a parte del tiempo que necesitas y el gasto económico! Pero lo consiguió.

Lo bueno de la película es que mezcla imágenes actuales de la vida de la bloguera con imágenes de Julia Child cuando empezó en el mundo culinario, magistralmente interpretada por Meryl Streep.

Imagino que todos habéis visto esa película, de lo contrario, ya estáis tardando!

Una de las recetas que se te quedan grabadas en la memoria cunado ves la película es justamente esta, el "Boeuf Bourguignon", y de postre os aconsejo: la tarta Reina de Saba (que también sale en la peli), y para la merienda: Brioche, ambas son recetas de la señora Child ya publicadas aquí en el blog (y más que os voy a traer), Mmmmmm... 😋

No podéis dejar de hacer este Boeuf Bourguignon porque no sabéis lo que os estáis perdiendo!

Os voy a escribir la receta tal cual Julia Child y la receta tal cual la he hecho yo, no me parecía justo escribir como la he hecho yo y bautizarla con su nombre, si pongo su nombre pongo su receta.

Espero que os guste.


INGREDIENTES

-175 gr. PANCETA AHUMADA
-750 gr. CARNE MAGRA DE BUEY PARA ESTOFAR
-1 ZANAHORIA
-1 CEBOLLA EN AROS
-400 ml. VINO TINTO
-250 ml. CALDO DE CARNE
-1 cucharada sopera de TOMATE CONCENTRADO
-2 DIENTES DE AJO
-18-24 CEBOLLITAS GLASEADAS
-500 gr. CHAMPIÑONES
-MANTEQUILLA
-ACEITE DE OLIVA
-1 HOJA DE LAUREL
-1/2 cucharadita de TOMILLO
-1/2 cucharadita de PIMIENTA NEGRA
-2 cucharadas de HARINA
-SAL
-PEREJIL


ELABORACIÓN (receta tal cual Julia Child)


-Quitar la corteza a la panceta y cortar lardons (palitos de 5 milímetros de ancho por 4 centímetros de largo. Escaldar la corteza y la panceta en litro y medio de agua durante 10 minutos) Escurrir y secar.

-Precalentar el horno a 230ºC

-Saltear la panceta en el aceite a fuego moderado durante 2-3 minutos para que se dore un poco. Retirarla con un cucharón perforado y reservarla. Apartar la cazuela del fuego. No limpiar la sartén.

-Trocear la carne de buey y secarla con papel de cocina, esto es importante hacerlo pues si tiene humedad no se dora. Volver a calentar la sartén con la grasa que ha soltado la panceta hasta que empiece a humear, añadir la carne y dorar por todos los lados. Reservar junto la panceta.

-En la misma grasa dorar las hortalizas (la zanahoria en rodajas y la cebolla en aros). Una vez doradas retirar la grasa sobrante y añadir la carne y la panceta. Salpimentar. Espolvorear con la harina y darle unas vueltas para que cubra ligeramente la carne. Colocar la cazuela destapada en el horno y dejarla 4 minutos (la harina se tostará y la carne quedará cubierta por una ligera costra).
Sacar la cazuela y poner el horno a 165ºC.

-Verter el vino y el caldo suficiente en la cazuela para cubrir más o menos la carne. Añadir el tomate concentrado, los ajos machacados, el tomillo y el laurel. Poner al fuego y llevarlo al punto de ebullición. Tapar la cazuela y ponerla en el horno en la parte inferior. Regular la temperatura para que el líquido se mantenga al borde de la ebullición durante 2 ½ - 3 horas. La carne estará cuando pueda pincharse fácilmente con un tenedor.

-Mientras se hace la carne, preparar la cebollitas y los champiñones. Reservarlos hasta que esté hecha la carne.

*Las cebollitas glaseadas se hacen de la siguiente forma:

-1 ½ cucharadas de mantequilla
-1 ½ cucharadas de aceite
-18-24 cebollitas francesas blancas y peladas de 2-3 centímetros de diámetro
-100 ml. caldo de carne, vino blanco seco, vino tinto o agua
-Sal
-Pimienta
-Atadillo de hierbas aromáticas

-Se pone el aceite y la mantequilla en una sartén, de 22-24 cm. de diámetro, cuando burbujeen, agregar las cebollitas y saltearlas 10 minutos. Hay que tener cuidado de no romperles la piel. Es complicado que se doren de forma uniforme.

-Verter el líquido, salpimentar al gusto y añadir el atadillo de hierbas aromáticas. Tapar la sartén y dejarlas 40-50 minutos a fuego lento, hasta que las cebollas estén totalmente tiernas, deben conservar la forma y el líquido sevaporarse. Desechar las hierbas aromáticas.

Los champiñones salteados con mantequilla se hacen de esta forma:

-500 gr. champiñones cuarteados o laminados
-4cucaradas de mantequilla
-2 cucharada de aceite


-En una sartén de 24 centímetros ponemos la mantequilla y el aceite a fuego vivo. En cuanto disminuya la espuma de la mantequilla echamos los champiñones. Agitar la sartén durante 4-5 minutos. Al principio del salteado los champiñones absorberán la grasa. Al cabo de 2-3 minutos, esta reaparece en su superficie y los champiñones empiezan a dorarse. Apartar del fuego cuando se hayan dorado ligeramente. Se pueden salpimentar si se quiere.


-En cuanto la carne esté tierna, pasar el contenido de la cazuela por un colador sobre un cazo. Reservar el caldo.

-Enjuagar la cacerola y ponerla de nuevo al fuego con la carne, con la panceta, zanahoria y cebolla, o sea, poner de nuevo todo el guiso sin el caldo.

-Distribuir los champiñones y las cebollitas por encima de la carne.

-Desengrasar la salsa. Dejarla 1-2 minutos a fuego lento e ir quitando toda la grasa que aparezca. Deben quedar unos 300ml. de salsa. La salsa debe quedar tirando a espesita, si es muy líquida dar unos hervores. Si se ha espesado demasiado agregar unas cucharadas de caldo de carne,probar por si hay que rectificar de sazón. Repartir la salsa por encima de la carne.

La receta puede prepararse con antelación. Servir espolvoreado con perejil fresco.

Se puede servir tal cual, o con arroz hervido o con patatas troceadas o con puré de patata.

Así es tal cual la receta escrita por ellas. Ahora como la he hecho yo:

Lo que he hecho ha sido usar tiras de bacon. Estas tiras de bacon las he salteado en una sartén, una vez doradas las he sacado, las he puesto en una cazuela y las he reservado .

-En esa misma sartén a fuego fuerte ponemos la carne troceada, que en mi caso he usado morcillo de ternera, no he usado Buey. Una vez dorado por todas partes, se saca y se reserva en la misma cazuela junto el bacon.

-En esa misma sartén vertimos el vino tinto, subiendo el fuego para que se evapore el alcohol. Luego vertemos el caldo de carne (he puesto un vaso grande de los de agua lleno de agua con una cucharada sopera de Bovril removiendo bien para que el caldo concentrado se disuelva bien en el agua, esto es lo que he usado como caldo de carne).

A continuación añadimos el tomate concentrado. Todo esto hay que hacerlo rascando el fondo de la sartén para no perder ni un gramo de sabor de la carne y bacon. Verter todo esto en la cazuela donde tenemos la carne y el bacon.

-Poner la cazuela al fuego. Añadir la zanahoria a rodajas. Añadir el tomillo (yo no tenía y he puesto hierbas provenzales), el laurel y la pimienta. Probar de sal antes de salar por si acaso, pues hay que tener en cuenta que el bacon... el vino... el tomate concentrado... el caldo de carne... todo eso es sabor fuerte ya de por sí. Poner la cazuela al fuego, cuando empiece a hervir bajar a fuego medio-lento.

-Mientras, en una sartén ponemos 2 cucharadas de mantequilla y una cucharada de aceite, troceamos la cebolla y la ponemos a fuego medio hasta que quede blandita. Reservar.

-En esa misma sartén ponemos si es necesario 2-3 cucharadas de mantequilla y la mitad de aceite. Poner los champiñones y los dejaremos hasta que se doren. Reservar.

-Cuando la carne esté tierna, colamos el caldo y ponemos ese caldo en una sartén.

-En un vaso ponemos 1 cucharada de mantequilla y una de harina, unimos ambos ingredientes y agregar esta mezcla al caldo, remover con unas varillas de mano hasta que la salsa espese. Verter esta salsa en la cazuela junto con la cebolla y champiñones Poner al fuego y remover para que se integre todo bien. Dejar unos minutos y rectificar de sal si es necesario.

-Lo he acompañado con unas patatas que he hecho de la siguiente forma: Pelar y trocear unas patatas, ponerlas en una sartén con mantequilla y aceite. Salpimentar un poco, tapar y dejar a fuego medio/bajo hasta que estén tiernas. Ir vigilando para que no se quemen.


Una laaarga receta, pero que es mucho más larga de escribir que de hacer. Sí que es necesario un tiempo de cocción largo para que quede blandita la carne, pero es más laborioso escribir como se hace a hacerla, así que no os asustéis. El resultado merece la pena.

Esta receta que hay que hacerla al horno en una cazuela tapada, pero yo la he hecho al fuego y la verdad que no sé como estará en el horno, pero así ha quedado de rechupete.

Película imprescindible: Julie & Julia



Bon appetit!!