martes, 2 de abril de 2019

KÜRTÖSKALÁCS (Pastel chimenea)


Por fin, por fin, por fin estoy aquí de nuevo! No me lo creo, he tardado más que nunca, pero todo tiene una explicación. Resulta que mi portatil iba de mal en peor hasta que de repente murió, ya estaba cansada de llevarlo a reparar, cada vez que lo llevaba me costaba la broma entre 60 y 100 euros y ya no quería volver a invertir ese dinero en un ordenador de 7 años que ha necesitado ser reparado entre 2 y 3 veces al año. Si hacemos cuentas me ha costado más que uno de los más caros.
Así que dije: se acabó! no lo arreglo, me compro otro, y eso es lo que he hecho. El caso es que hasta que no he podido permitírmelo pues no me he podido comprar ninguno, por eso he tardado tanto en publicar, a partir de ahora me veréis más a menudo. De hecho tengo unas cuantas recetillas deseando compartirlas con vosotros y además dentro de poco estrenaré nueva sección, en breve lo sabréis.


La primera vez que probé esta maravilla fue hace 2 años en una mercado medieval y os puedo asegurar que me habría comido 6 o 7!!!  si os gustan los Cinnamon Rolls os encantará, no es lo mismo pero es similar, similar en cuando a que es una masa de levadura y lleva canela.
La forma de hacerlos es bastante peculiar porque hay que hacer una masa eternamente larga y enrollarla en un cilindro, lo normal es que no tengamos ese tipo de cilindros en casa, pero con una cartulina y papel de aluminio podemos hacerlos perfectamente, no os preocupéis por la cartulina, no va a salir en llamas dentro del horno ya que además de ir envuelta en papel de aluminio el horneado es de pocos minutos. En las fotos lo podéis ver todo.

Este delicioso dulce es Húngaro y podemos dar gracias de que ha llegado a nuestro país. 
Se puede hacer también con nueces y seguro que con más cosas, yo os traigo el más típico, azúcar y canela. Por lo visto este dulce de nombre imposible para nosotros y que se traduce como pastel chimenea por su forma cilíndrica y que se come caliente o templado. Procede de Transilvania y por lo visto es famoso por ser el dulce Húngaro más antiguo conocido. Hay que ver lo que nos hemos perdido todos estos años atrás!
Os puedo asegurar que muy fácil de hacer y merece toda la pena hacerlo!
Vamos con ello!
Por cierto, las fotos se quedaron en el ordenado fallecido, así que he tenido que repetirlo pero con fotos nocturnas que no me gusta nada hacer, pero bueno, aunque las fotos no son nada buenas, podéis ver como es.

INGREDIENTES
-200 gr. HARINA DE FUERZA
-7 gr. LEVADURA FRESCA
-50 gr. AZÚCAR
-25 ml. ACEITE DE GIRASOL
-1/2 HUEVO XL BATIDO
-60 ml. LECHE templada
-1 pizca de SAL
REBOZADO:
-MANTEQUILLA DERRETIDA
-AZÚCAR MORENO
-CANELA
ADEMÁS:
-CARTULINA
-PAPEL DE ALUMINIO


ELABORACIÓN
-Mezclamos la leche templada con la levadura y el azúcar, mezclamos hasta que la levadura y el azúcar se disuelvan, la levadura debe estar templada, ni caliente ni fría, si está muy caliente matrá todo principio activo de la levadura y si está fría no se activará.
-En otro bol mezclamos la harina, la sal, el aceite y el medio huevo batido. Mezclar bien e incorporar la mezcla de leche anterior, empezaremos mezclando todos los ingredientes y una vez intergrados pasaremos a amasar durante unos minutos, podemos hacerlo manualmente o a máquina. Yo lo hago con la Kitchen Aid y luego enharino la mesa de trabajo, vuelco la masa y la amaso unos minutos manualmente, formo una bola y dejo levar. Cuando formemos la bola, haremos por encima una cruz con la ayuda de un cuchillo, ponemos la masa dentro de un bol hondo, tapamos el bol con film de cocina y encima cubrimos con un paño de algodón húmedo. Ponemos dentro del horno apagado, cerramos la puerta y dejamos que leve durante 2 o 3 horas, aunque dependiendo de la temperatura exterior puede que necesite más tiempo o menos.
-Mientras leva la masa formaremos los cilindros, para ello lo que haremos es cortar un rectángulo y lo envolvemos bien con papel de aluminio.
-Una vez haya triplicado el volumen...espolvoreamos la mesa con harina, volcamos la masa, la extendemos con las manos en forma redonda y con la ayuda de un rodillo la aplanamos dejándola de medio centímetro de grosor, la forma debe quedar circular.
-Con un cuchillo cortamos toda la masa dejando que la tira sea de un dedo de ancho aprox. No hay que cortar la masa en tiras, sino que lo que haremos es cortar una única tira. En la foto podréis ver a qué me estoy refiriendo.
-Mezclamos azúcar moreno y canela al gusto, poner esta mezcla en una fuente grande o sobre la mesa de trabajo.
-Untamos con aceite el cilindro y enrollamos con la tira de masa el cilindro, pincelamos la masa con mantequilla derretida y lo hacemos rodar sobre el azúcar y canela mezclados, lo ponemos en una bandeja de horno, mejor si cabe de pie.
Horneamos con el horno previamente calentado a 200º durante 8-10 minutos (yo o he horneado con aire).
-Sacar, dejar templar y a disfrutar!!! Se puede comer frío, pero lo suyo es caliente o templado, si lo coméis caliente hay que tener cuidado de no quemarse.





*visto en: Un toque de canela

Buen provecho!!



domingo, 3 de febrero de 2019

PEPPARKAKOR-GINGER THINS (Galletas Suecas de jengibre como las de Ikea)



Desde que está Ikea en Valencia he ido unas 10 veces más o menos y lo que es hacer el recorrido laberíntico infinito lo he hecho 4 veces. Hay cosas que están muy bien pero como a mí lo que realmente me interesa es el menaje y la alimentación, me aburre bastante estar por allí dentro siguiendo la flecha del suelo pasando por... cortinas, muebles, alfombras, plantas y un sinfín de cosas que no voy a comprar. Muy bonito todo pero no me interesa a menos que sea algo que necesite. Lo que si me interesa y mucho es lo que he dicho hace un momento, el menaje y la alimentación, bufff eso sí que me gusta, sobre todo lo relacionado con el tema reposteril, me haga falta o no, me encanta ver moldes, cortadores de galletas, moldecitos de papel... y en cuanto a la alimentación me encantan las cosas que no sueles ver habitualmente en un supermercado por eso el mini market de Ikea me gusta tanto, mira que es pequeño pero cada vez que voy cargo 2 o 3 bolsas llenas de cosas, ¡es inevitable!.

Cuando voy no puedo dejar de mirar y babear con esas cajas de galletas que tienen, las más habituales y famosas son las de avena y las de jengibre pero nunca las compro porque hay mucha cantidad y como no sabía si me iban a gustar o no pues ahí se quedaban. 
Una vez resultó que también las vendían a granel, no lo dudé y compré 2 de cada para probarlas, cuando llegué a casa y las probé....Mmmmm...madre mía que buenas están!!!!! que pena no haberlas probado allí porque habría comprado las cajas ya mismo! Me encantan las 2 por igual y espero ir prontito a comprarlas.

Mientras voy y no voy me puse a investigar y buscar recetas lo más parecidas, después de mucho probar distintas recetas finalmente conseguí dar con la ideal y la más semejante. 

Aquí os traigo las de jengibre, espero publicar las de avena también en breve. Os recomiendo que probéis las 2 porque de verdad que están buenííííísimas!! Lo peligroso es que son muy adictivas, es dificilísimo comer solo un par.



INGREDIENTES
-180 gr. HARINA
-1/4 cucharadita BICARBONATO
-1/4 cucharadita SAL
-1 cucharadita JENGIBRE EN POLVO
-3/4 cucharadita CANELA EN POLVO
-1 pizca CLAVO MOLIDO
-55 gr. MANTEQUILLA (a temperatura ambiente)
-50 gr. AZÚCAR BLANCO
-50 ml. MELAZA O GOLDEN SYRUP
-15 ml. AGUA, NATA O LECHE (yo pongo leche)

ELABORACIÓN

-Sacamos la mantequilla del frigorífico un rato antes de hacer la masa, si es verano no hará falta sacarla con mucha antelación.

-En un bol tamizaremos la harina, el bicarbonato, la sal y las especias. Reservamos.

-En otro bol batimos la mantequilla con el azúcar hasta que quede una mezcla ligera y cremosa. Añadimos la melaza (o el golden syrup) y el agua (o nata, o leche). Batir hasta que los ingredientes estén integrados.

-Ahora añadimos la harina poco a poco y manualmente, vamos removiendo con la ayuda de una espátula para que la harina se mezcle bien. Veremos que la masa es pegajosa.

-Dividimos la masa en 2 partes iguales, cortamos 2 trozos de plástico de cocina, encima ponemos las 2 masas, las aplastamos un poco, las cubrimos completamente con el film y las dejamos en el frigorífico 3-4 horas o hasta el día siguiente.

-Precalentamos el horno a 190ºC.

-Ponemos papel de horno en una bandeja.

-Enharinamos la mesa de trabajo, sacamos una de las 2 masas, la ponemos encima de la mesa enharinada, la espolvoreamos también por encima con harina (es una masa pegajosa y en cuanto tome temperatura será difícil de manejar, así que hay que trabajar rápidamente y si enharinamos evitaremos que se quede pegada por todas partes. Con un rodillo la estiramos, si vemos que se pega al rodillo y/o a la mesa tendremos que enharinar más, tampoco es cuestión de pasarse o quedarán muy duras, tan solo lo necesario para evitar que se quede pegada. Otra forma de evitarlo es ponerla sobre papel de horno, encima ponemos otra lámina de papel y la estiramos con el rodillo, hay que dejarla de unos 3 milímetros de grosor, son unas galletas finas y crujientes.

-Con un cortador redondo acanalado cortamos las galletas y las ponemos sobre la bandeja que teníamos preparada con papel de horno. Tenemos que dejar una separación entre ellas de unos 2 centímetros para evitar que se junten cuando se estén horneando.

-Repetimos el proceso con la otra masa reservada en el frigorífico.

-Si se nos han ablandado demasiado..... si cuando ya las tenemos todas en la bandeja a punto de hornear vemos que se ablandado demasiado, lo ideal es meterlas unos minutos en el congelador antes de hornearlas, como lo más seguro es que nadie tenga espacio en el congelador para meter una bandeja (ya que las galletas una vez puestas en la bandeja no hay que manipularlas), lo que yo hago es sacar uno de los cajones del congelador y en su lugar pongo la bandeja de las galletas, como tan solo van a ser unos minutos no hay tiempo suficiente para que lo que he casado del congelador se me descongele.

-Cuando veamos que las galletas han tomado algo de frío, las horneamos durante 8 minutos aprox. a 180ºC, yo las horneo con aire y me quedan bien, aunque lo ideal en cuanto a galletas se refiere es hornearlas solo con resistencia arriba y abajo. Ir vigilando pues son finitas y es fácil que se tuesten demasiado, deben quedar doraditas.

-Sacarla bandeja del horno y sin tocarlas las dejamos reposar unos 5 minutos, momento en el que las pasaremos a una rejilla para que se enfríen.

No es absolutamente nada complicado, es muy sencillo, sinceramente es más largo escribirlo todo que hacer las galletas.

Miré y probé tantas recetas antes de llegar a esta (que para mí es la definitiva), solo puedo decir que procedía de una web Sueca, pero no sé más...



Buen provecho!!

miércoles, 16 de enero de 2019

PAN RELLENO



Holaaaa!! 
Os acordáis de mí?? De entrada a entrada parece desaparezca de la faz de la tierra, ¿verdad?, pero no, aquí estoy y no me olvido ni del blog ni de vosotros. 

No voy a decir que estoy muy liada, no voy a decir que desde principios de diciembre hasta mediados de enero no paro de trabajar de lunes a domingo... bueno...estoy diciendo que no lo voy a decir y lo estoy diciendo..jejejeje...
En fin, que ya ha pasado la racha de trabajar y trabajar y seguir trabajando y ahora vuelta a la normalidad. 

¿Qué tal habéis pasado las Navidades? espero que muy bien, tenía varias recetas navideñas para publicar y desearos lo mejor del mundo pero....no ha podido ser. A ver si este año me lo monto mejor y puedo con todo, no me gusta nada esto de no publicar durante tanto tiempo.

Este año me veréis por aquí más a menudo (al menos es lo que quiero y como dicen que querer es poder...). 

Otra osa que voy a hacer es añadir enlaces a libros, moldes e ingredientes que uso, es algo que me habéis preguntado y pedido infinidad de veces en privado y creo que es buena idea añadir los enlaces a estas cosas.

Sobre la receta de hoy y primera del año veréis que es...¡¡atención!! ¡¡Salada!!! UUhhhh que raro, raro, rarooo, ¿verdad? pero pensando yo que tengo en el blog una página de recetas saladas ...he dicho...va, voy a añadir una recetilla más a esa página y aquí la tenéis.

No os puedo decir de donde la saqué porque hace 200 o 250 años que la tengo escrita en una libreta de mi puño y letra (sí, esas cosas se hacían antes de la era digital) y no anoté de donde procedía, aunque sí que os puedo decir que es una receta típica de Venezuela, allí se llama "Pan de jamón" y no podéis dejar de hacerlo. Está bueníííísimo y es muy fácil de hacer, admite cualquier relleno. Yo he escrito lo que suelo poner, pero...la imaginación al poder!!


Vamos con la receta:

INGREDIENTES

-250 gr. HARINA DE FUERZA
-75 ml. LECHE TEMPLADA
-15 gr. LEVADURA FRESCA DE PANADERÍA
-25 gr. MANTEQUILLA DERRETIDA
-25 gr. AZÚCAR
-1 HUEVO L (a temperatura ambiente)
-1 pizca de SAL


MI RELLENO
-4 LONCHAS JAMÓN YORK
-2 LATITAS DE ATÚN
-PIMIENTO ROJO Y VERDE EN LATA
-ACEITUNAS NEGRAS A RODAJAS
-ACEITUNAS VERDES RELLENAS ENTERAS
-4 LONCHAS QUESO HAVARTI


ELABORACIÓN

*PREFERMENTO
-En un bol ponemos la leche templada y añadimos la levadura desmenuzada, el azúcar y una cucharada de harina (esa cucharada de harina es de los 250 gr. que tenemos para hacer la receta). 

-Con una varilla de mano batimos hasta que esté todo bien mezclado, tapamos el bol y lo dejamos reposar 10-15 minutos en un lugar apartado de corrientes de aire. Debe de esponjar y aumentar de tamaño.

*MASA
-En otro bol más grande pondremos el resto de harina y formamos un hueco en el centro, en ese hueco vertemos el huevo batido, la mantequilla derretida y el prefermento. 

-Empezamos mezclando con la mano o a máquina, cuando veamos que ya está integrado todo y empieza a costar amasar lo volcaremos sobre la mesa de trabajo espolvoreada con harina, añadimos una pizca de sal y seguimos amasando unos 10 minutos, debe quedar una masa nada pegajosa.

-Como cada harina es un mundo al igual que los hornos, si vemos que la masa es muy blanda y pegajosa añadimos un poco más de harina, yo no necesité ni un gramo más, pero puede pasar que dependiendo del tamaño del huevo o como digo del tipo de harina...marca...etc. podría ser que se necesite añadir un poco más, también puede pasar todo lo contrario, puede que os quede demasiado dura, en ese caso añadiremos un poco más de leche o agua pero siempre templada y añadiendo muy poco cada vez.

-Una vez amasada formaremos una bola, hacemos un corte por encima en forma de cruz, la mentemos dentro de un bol y tapamos con film de cocina y una paño de algodón. Dejar levar entre 1 y 2h. Apartada de corrientes de aire. Si hace mucho frío en la casa, encenderemos el horno a 50ºC y cuando esté calentito lo apagamos, añadimos la masa dentro con la puerta cerrada y el horno apagado, así subirá antes.

-Pasado este tiempo y con la masa bien aumentada de tamaño la pondremos sobre la mesa enharinada y con la ayuda de un rodillo la aplanamos en forma rectangular. Con un cuchillo cortamos los 4 extremos para que quede un rectángulo perfecto y esas tiras de masa sobrantes las reservamos para decorar.

-Encima ponemos el queso, el jamón york.....todos los ingredientes del relleno y lo enrollamos a modo de brazo de gitano. Hay que dejar sin relleno los bordes porque hay que sellarlos evitando que el relleno se salga, estos bordes los pincelamos con un poco de agua y lo sellamos bien dejando las dobleces debajo.

-Con las tiras sobrantes adornaremos a gusto de cada uno. Pinchamos por toda la superficie con un tenedor. Tapamos con un paño mientras el horno alcanza la temperatura que será de 180ºC, en mi caso 170ºC porque lo he horneado con aire.

-Antes de meter en el horno lo pincelamos con huevo batido y horneamos unos 25 minutos, depende de cada horno tardará un poquito más o menos. Si vemos que se nos dora demasiado por encima cubriremos con un trozo de papel de aluminio.

-Sacar del horno, dejar templar sobre una rejilla y a disfrutar! Se puede comer templado o frío.

-Repito, el relleno a gusto de cada uno, cualquier cosa que pongáis está delicioso!






Buen provecho y feliz año nuevo a todos!!!!