miércoles, 17 de julio de 2019

BIZCOCHO DE SANDÍA


¿Qué tal va el verano? Por aquí mucho calor!! Cada vez que entro en casa me voy corriendo a la ducha y aún no han pasado 20 minutos ya me dan ganas de volver a ponerme a remojo. Aún así ya veis que os traigo una receta que necesita horno. Si en la cocina estamos en verano a 35 grados pues.. nada mejor que encender el horno para plantarnos en 45º! jejejejejejej 
Es algo que no puedo evitar, me encanta hacer cosas en el horno y aunque el calor sea sofocante lo uso tanto en diciembre como en agosto. 

Mirar que receta más vistosa y bonita, un bizcocho de sandía con glaseado de sandía. Yo lo he hecho en plan sencillo pero en notas os digo alguna cosilla para cambiar un poco el interior y que resulte más vistoso o más tipo tarta.

Tiene un ligerísimo sabor a sandía, el glaseado está muy rico y lo mejor es ver la cara de la gente cuando ven este bizcocho, de verdad que es muy llamativo. 
Esta receta la vi en la revista lecturas, pero he tenido que hacer modificaciones en la cantidad de ingredientes y el forma de hacer el glaseado porque tal cual está allí escrito no sale.

Espero que os guste, por cierto, es muy fácil de hacer.



INGREDIENTES

-250 gr. SANDÍA (sin cáscara ni semillas)
-115 gr. MANTEQUILLA a temperatura ambiente
-190 gr. AZÚCAR (115 gr. para el bizcocho rojo + 75 gr. Para el bizcocho verde)
-4 HUEVOS M (2 para el bizcocho rojo, 2 para el bizcocho verde)
-155 gr. HARINA (115 gr. para el bizcocho rojo, 40 gr. Para el bizcocho verde)
-5 gr. LEVADURA EN POLVO de repostería (para el bizcocho rojo)

-100 ml. NATA líquida para montar
-40 gr. AZÚCAR GLAS

-300 gr. AZÚCAR GLAS
-ZUMO DE SANDÍA

-COLORANTE ALIMENTARIO ROJO Y VERDE
-CHOCOLATE CHIPS


ELABORACIÓN

*BIZCOCHO ALTO ROJO:
-Pasar por la licuadora la sandía; reservamos la pulpa y el zumo por separado. Para obtener la poca pulpa que tiene, hay que pasar el jugo por un colador muy fino. 

-Precalentar el horno a 180ºC.

-Forrar con papel de horno un molde redondo desmontable de 20 centímetros de diámetro.

-Batir con la batidora de varillas la mantequilla con 115 gr. de azúcar, hasta que esté cremoso. Teñir con colorante rojo (añadir gota a gota sin dejar de mezclar hasta conseguir el color deseado).

-Incorporar 2 huevos, de uno en uno batiendo cada vez (no hay que preocuparse si la mantequilla tiene aspecto de haberse cortado, en cuanto añadamos la harina todo irá bien).

-Añadir la pulpa de sandía.

-Mezclar 115 gr. de harina y la levadura. Agregarlo a la mezcla tamizando. Remover manualmente hasta conseguir una masa lisa y sin grumos.

-Verter en el molde y hornear a 180ºC durante 30 minutos aprox. Comprobar a los 20 minutos con un pincho, si sale seco ya está, si sale con crema pegada le falta un poco más. 

-Una vez horneado, sacar del horno y dejar enfriar dentro del molde. Cuando esté frio desmoldar.
(Lo he horneado a 175ºC con aire durante 32 minutos exactamente).

*BIZCOCHO PLANO VERDE:
-Cascamos 2 huevos en un molde refractario y lo colocamos sobre otro que tenga agua caliente, pero el cazo que tenemos los huevos no debe tocar el agua (esto es: baño maría).
Añadir 75 gr. de azúcar y batimos con la batidora de varillas hasta que aumente mucho de volumen.

-Retirar del fuego y seguir batiendo hasta que se enfríe. Añadir colorante verde, mezclar e incorporar 40 gr. de harina tamizada. Incorporarla con movimientos envolventes. (Se puede poner más colorante, añadir gota a gota sin dejar de mezclar hasta conseguir el color deseado)

-Verter esta masa en una bandeja forrada con papel de horno engrasado, debe quedar un bizcocho alargado y plano, tipo brazo de gitano pero más pequeño, hay que pensar que de este bizcocho habrá que cortar 1 o 2 tiras para cubrir el lateral del bizcocho rojo.
Hornear 8 minutos a 170ºC.

-Una vez listo, sacar del horno, quitar el papel y reservar.

-Montar la nata bien fría con el azúcar glas.

MONTAJE
-Poner el bizcocho sobre la fuente a servir. Untar todo el alrededor con la nata. Cortar tiras del bizcocho verde lo suficientemente altas para cubrir todo el lateral del bizcocho rojo y poco más de altura para que sujete el glaseado.

-Mezclar 300 gr. de azúcar glas con un poco de zumo de sandía, ir mezclando mientras añadimos poco a poco el zumo de sandía. Hay que tener cuidado porque si añadimos mucho zumo quedará muy líquido y cuando lo pongamos encima de la tarta se desbordará todo. Teñir esta glasa con colorante rojo (añadir gota a gota el colorante sin dejar de mezclar hasta conseguir el color deseado), remover hasta integrar bien y verter sobre el bizcocho, esparciendo unos chips de chocolate por encima simulando las semillas.

NOTAS
Es importante que la tira de bizcocho verde que colocaremos alrededor sea un poco más alto que el bizcocho rojo, de lo contrario el glaseado caerá y la gracia es que quede arriba.

Una vez que pongamos la masa roja en el molde (antes de hornear) podemos añadir unos chips de chocolate, así cuando cortemos el bizcocho simularán ser las semillas de la sandía, para evitar que se vayan al fondo del molde enharinar los chips antes de ponerlos.

También puede hacerse tipo tarta en vez de bizcocho, una vez que el bizcocho esté frío lo cortaríamos por la mitad o en tres partes y untaremos con algún tipo de crema roja, una buttercream roja por ejemplo, en este caso lo que yo haría para que aún tenga más sabor sería además de poner el colorante rojo, añadir unas gotas de aroma de sandía al buttercream. Por cierto, ahora que lo pienso... también puede añadirse un poco de ese aroma al bizcocho... Mmmm... a la próxima lo pongo!! Este tipo de aromas lo podéis comprar en alguna tienda especializada en productos de repostería o por internet, al igual que los colorantes.

Depende del colorante que usemos necesitaremos más cantidad o menos, ya que hay algunos que tiñen mucho con poco y otros que hay que echar todo el tubito para obtener el color deseado.

Sobrará mucho zumo, lo mejor que podemos hacer con él es bebérnoslo ya que está bien rico!



Buen provecho!




viernes, 5 de julio de 2019

BIZCOCHO DE PLÁTANO CORDÓN ROSE "La Biblia de los pasteles"


Ya tenía ganas de estrenar esta sección, tengo tantísimos libros de cocina y tantas revistas que me daba pena tenerlos y no darles uso, así que desde hoy voy a hacer una receta de cada uno de ellos, seguramente más de una del mismo libro o revista. Tengo varias recetas en el blog sacadas de ellos pero ahora van a tener sección propia. En este caso traigo una del maravilloso e imprescindible libro “La Biblia de los pasteles”, cada receta un 10!

Uno de mis vicios de toda la vida es comprar libros de cocina, nunca tengo bastantes! Es una cosa que no puedo parar de comprar, cada vez que entro en una librería ya estoy embobada mirando en la sección de cocina. No sé ni cuantos tendré, es imposible enumerarlos, eso sin hablar de las revistas...colecciones...recortes.... bufff son cientos y cientos!!
Cuando empezó la locura de internet pensé que me iba a ahorrar un dineral porque ya no me compraría ningún libro más ya que en internet hay de todo, pero eso solo fue unos meses, luego volví a la carga! Me encanta la sensación de llegar a casa con mi libro nuevo, sentarme en el sofá y durante unos días mirarlo, leerlo y olerlo! Sí, habéis leído bien, me gusta mucho oler los libros nuevos! Ja,ja, qué tenemos que hacer si soy así de rara...

Cada día me apetece más hacer recetas simples, rápidas, sencillas y sin complicaciones. Lo cual no quiere decir que de vez en cuando me de por elaboraciones mucho más complejas y vistosas, pero cuando apenas tenemos tiempo para nada lo ideal es este tipo de recetas, que además siempre gustan. La receta de hoy es un bizcocho que se puede hacer en cualquier tipo de molde, yo lo he hecho en uno de plum cake porque luego cortadito a rebanas entra de lujo. Es un bizcocho que está muy rico, cualquier hora es buena para darle un buen bocao y el glaseado de azúcar le da el toque ideal, no necesita más complicaciones.

Por cierto, el glaseado no es de la receta, pero yo lo he puesto porque imaginaba que quedaría genial y así ha sido.

Sin más rollo, vamos a por la receta.



INGREDIENTES (Todos a temperatura ambiente)

-227 gr. PLÁTANOS MADUROS (pesados ya pelados)
-50 ml. NATA AGRIA (yo puse nata normal líquida para montar)
-La piel de 1 LIMÓN
-2 HUEVOS GRANDES
-6 gr. VAINILLINA (puse unas gotas de vainilla líquida)
-200 gr. HARINA DE REPOSTERÍA
-170 gr. AZÚCAR
-140 gr. MANTEQUILLA
-5 gr. BICARBONATO
-4 gr. LEVADURA EN POLVO
-1 pizca SAL

GLASEADO:
-30 gr. MANTEQUILLA
-100 gr. AZÚCAR GLAS
-1 cucharada de AGUA



ELABORACIÓN

-Precalentamos el horno a 175ºC

-Ponemos los plátanos troceados y la nata en una batidora y trituramos.
Ahora lo que hacemos es añadir los huevos, la vainilla líquida y batir con la batidora de varillas.

-En un bol grande ponemos los ingredientes secos: harina, azúcar, levadura, sal y bicarbonato, en el centro ponemos la mitad de la mezcla de huevos y plátano y toda la mantequilla, batimos con la batidora de varillas a velocidad lenta hasta que los ingredientes secos estén humedecidos. Aumentamos la velocidad al máximo y batimos durante 1 ½ min. para airear y reforzar la masa, hay que ir recogiendo la masa que queda adherida a las paredes del bol. Añadir poco a poco el resto de la mezcla de plátanos en 2 veces, batiendo 20 segundo cada vez para mezclar los ingredientes.

-Verter la masa en el molde elegido que lo tendremos engrasado y forrado con papel de horno. Hornear a 175ºC (yo con aire, si no ponéis aire aumentar a 180ºC) .
Os comento que mi molde era un molde alargado de plum cake de 20 cm. de largo por 7,5 cm. de alto y me ha tardado 60 minutos. Si el molde que vais a usar es más grande seguramente necesitará menos tiempo, hay que tener en cuenta que cuanto más pequeño y alto más tarda en hacerse y cuanto más grande y más bajo, menos tarda. Así que lo mejor es que a partir de 30 minutos empecéis a comprobar.

-Dejamos enfriar el bizcocho dentro del molde unos 10 minutos puesto encima de una rejilla. Pasado este tiempo lo desmoldamos y encima de la rejilla dejamos enfriar completamente.

GLASEADO:

-Mezclamos todos los ingredientes.

-El bizcocho lo tendremos en la rejilla y debajo ponemos una bandeja, rociamos el bizcocho con el glaseado y el sobrante caerá en la bandeja, lo recogemos y volvemos a echar por encima. Dejar que se solidifique.


NOTAS

-Como a mí me gusta mucho el glaseado lo que hago es que una vez se ha solidificado vuelvo a hacerlo con las mismas cantidades y lo añado encima, así tengo doble glaseado! Ñammmmm.



Buen provecho!


viernes, 31 de mayo de 2019

HONEY CRULLERS


Hoy os traigo una receta que nada tiene que ver con tartas ni bizcochos ni muffins ni nada parecido.

Son unos Crullers, los crullers son muy famosos en EE.UU, en Canadá, en Alemania y en Francia también. Aquí podríamos llamarlos rosquillas fritas, saben a buñuelo pero con forma distinta y con un glaseado buenísimo, por dentro son muy tiernecitos y jugosos. Por supuesto es una receta anti dieta, pero... oye de vez en cuando hay que darse un capricho! Los caprichillos nos dan alegría y las alegrías siempre son bienvenidas, jejejeje.

Hace tiempo que quería hacer estos Crullers, es de esas recetas que ves y quieres hacer, el problema es que eso me pasa varias veces al día con muchas recetas, por lo que mi baúl de recetas va aumentando por minutos y una de dos.. o vivo 22.565 años o.. va a ser imposible hacer ni la mitad de la mitad de la mitad de las recetas que tengo guardadas como oro en paño!

Como es imposible hacerlas todas, no queda más remedio que ir decidiendo y eliminado. Una buena forma de saber que receta quieres hacer es aquella que una vez la ves ya no te la quitas de la cabeza, pues esta es una de esas. La vi y dije... a por ella! y os aseguro que merece mucho la pena, están súper buenos!! ñam ñam...

Os pongo unas fotos para que veáis la forma ideal de freírlos.

Vamos a por la receta.



INGREDIENTES

-80g r. HARINA
-125 ml.LECHE
-40 gr. MANTEQUILLA
-25 gr. AZÚCAR
-1 pizca de SAL
-1 HUEVO M
-1 CLARA DE HUEVO
-La piel de una NARANJA

-ACEITE de oliva suave o de girasol

-40 gr. AZÚCAR GLAS
-25 gr. MIEL
-15 ml. AGUA

ELABORACIÓN

-Verter la leche en un cazo, añadir la piel de naranja limpia y sin la parte blanca. Poner al fuego.
Cuando esté caliente añadir el azúcar y dejar cocer hasta que se disuelva, removiendo.

-Subir el fuego y cuando empiece a hervir añadimos la mantequilla. Cocer sin dejar de remover con una cuchara de madera hasta que la mantequilla se haya derretido e integrado con la leche. Eliminar la piel de naranja. Apartar el cazo del fuego.

-Mezclar la harina con la sal,verter de golpe en el cazo de la leche, mezclamos bien hasta que se forme una masa y volver a poner al fuego medio-bajo, debemos remover durante unos 10 minutos. Hay que tener cuidado de que no se pegue por eso debemos remover constantemente. Cuando la masa tenga forma como de bola apagaremos el fuego y pondremos la masa en un bol.

-Añadimos un huevo ligeramente batido a la masa y mezclar bien. Añadir la clara de huevo y mezclar de nuevo.

-Poner la masa en una manga pastelera con boquilla ancha y rizada.

-Recortar unos cuadrados de papel sulfurizado (de hornear), unos 10 cm. Aprox. Pincelarlos con un poco de aceite.

-Repartir la masa sobre los cuadrados de papel, la masa la pondremos en forma de rosquillas.

-Poner aceite a calentar, no debe estar muy caliente, tampoco frío, pero si está muy caliente se quemarán enseguida y por dentro quedarán crudos. Freírlos hasta que se doren y dejar escurrir sobre papel de cocina.

-Mezclar el azúcar glas, el agua y la miel. Verter el glaseado sobre los Crullers templados y a disfrutar!!!

NOTAS:

Para que sea mucho más fácil, debéis poner a freír las rosquillas con el papel incluido, cuando vayáis a darle la vuelta ya podéis quitar el papel.



*Visto en la revista: Lecturas postres

Buen provecho!!



jueves, 9 de mayo de 2019

TARTA 3 LECHES CON MERENGUE Y MOUSSE DE DULCE DE LECHE


Tarta de 3 leches con merengue y mousse de dulce de leche, o como yo la llamo: tarta 4 leches!!
Esta maravilla la hice para el día de San José y os puedo asegurar que encantó a todo el mundo.
Es muy suave, tiene una textura húmeda y jugosa a más no poder!!! Aunque veáis que lleva dulce de leche... merengue... no resulta nada pesada ni empalagosa, no os preocupeis que no os van a caer los dientes aunque parezca que se vayan a caer todos! jejejej
Lo bueno que tiene esta maravillosa tarta es que es muy fácil de hacer, lo malo que tiene es que no se puede parar de comer! Ñammmmmm...ñammmmm... pero bueno, al día siguiente nos ponemos en plan lechuga y pepino durante todo el día y arreglao!
No dejéis de hacerla porque es necesario comer esta delicia! :-D


*INGREDIENTES BIZCOCHO
-5 HUEVOS L
-250 gr. AZÚCAR
-210 gr. HARINA
-120 ml. LECHE
-1 cucharadita ESENCIA DE VAINILLA
-1 cucharadita LEVADURA EN POLVO

*INGREDIENTES SALSA DE LECHE
-200 ml. LECHE EVAPORADA
-200 ml. LECHE CONDENSADA
-200 ml. NATA LÍQUIDA PARA MONTAR

*INGREDIENTES DISCOS DE MERENGUE
-3 CLARAS DE HUEVO
-100 gr. AZÚCAR
-100 gr. AZÚCAR GLAS

*INGREDIENTES MOUSSE DE DULCE DE LECHE
-500 ml. NATA LÍQUIDA PARA MONTAR
-500 gr. DULCE DE LECHE REPOSTERO

ELABORACIÓN:
*PARA LA MASA
-Separamos las yemas de las claras. Batir las claras a punto de nieve con la mitad del azúcar, reservar en el frigorífico.
-Batir las yemas con la esencia de vainilla y el resto del azúcar hasta que la crema se ponga espesa y pálida.
-Agregamos la leche y seguimos batiendo.
-En un bol mezclamos y tamizamos la harina con la levadura en polvo y la agregamos en 2 tandas a la mezcla de yemas mientras mezclamos manualmente con movimientos envolventes, añadir también una pizca de sal.
-Verter la mezcla en un molde de 20 cm. de diámetro previamente forrado con papel de horno antiahderente.
-Hornear a 180º C entre 30- 40 minutos. Por si acaso... a partir de los 20 minutos ya se puede abrir el horno y podemos comprobar por si necesitara más tiempo ya que cada horno es un mundo y no hay que fiarse, hay hornos que con la misma temperatura en 20 minutos está hecho y hay hornos que necesitan hasta 50 minutos, por eso lo mejor es ir comprobando. En notas os pongo como hago yo este bizcocho.
-Una vez esté listo, sacar del horno y reservar sin desmoldar.

*SALSA 3 LECHES
-Mezclamos la leche evaporada, la condensada y la nata.

*DISCOS DE MERENGUE
-Batimos las claras con la batidora de varillas, cuando empiecen a ponerse firmes añadimos el azúcar en forma de lluvia sin dejar de batir. Batiremos hasta que el merengue forme picos.
-Tamizamos la mitad del azúcar glas sobre el merengue y con la ayuda de una varilla de mano removemos con cuidado y con movimientos envolventes para evitar que el merengue baje. Repetir con la segunda mitad del azúcar.
-Colocar el merengue dentro de una manga pastelera con boquilla lisa y fomar 2 discos de 18 cm. de diámetro sobre un papel antiadherente. También se pueden hacer merenguitos pequeños para decorar.
-Hornear entre 100 y 120ºC durante 90 minutos. (con el horno precalentado).
-Sacar del horno y dejar enfriar sin tocar.

*MOUSSE DE DULCE DE LECHE
-Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que tanto la nata como el dulce de leche deben estar fríos antes de batir.
-Ponemos los 2 ingredientes en un bol y los batimos con batidora eléctrica de varillas hasta que quede una mezcla espesa y voluminosa. Reservar en el frigorífico.

MONTAJE
-Pinchamos el bizcocho con la ayuda de una brocheta. Hay que pincharlo bastante. Vertemos la salsa en tandas por encima del bizcocho dejando que la masa absorva el líquido cada vez. Tapamos con film de cocina y dejamos reposar toda la noche en el frigorífico.
-Al día siguiente desmoldamos con cuidado y cortamos el bizcocho en 3 capas.
-Poner sobre la fuente de servir una capa de bizcocho. Untamos la capa con mousse de dulce de leche y colocamos encima un disco de merengue. Hacer lo mismo con las restantes capas. Reservar algo de mousse para decorar el pastel por fuera. Se puede cubrir toda la tarta o se puede dejar semi desnuda que es lo que más gusta ahora mismo. Por encima se pueden hacer montoncitos de mousse para decorar la superfiecie o decorarla a gusto de cada uno.
-Conservar en el frigorífico. Cuando vayamos a comer esta tarta lo ideal es sacarla un rato antes del frigorífico para que tome temperatura ambiente y se note todo su sabor.

NOTAS
-Lo que yo hago es que en vez de hacer un Bizcocho grande y luego cortar en 3 discos, es que pongo la masa en 4 moldes especiales para tartas tipo layer (tartas de varias capas), son unos moldes muy bajitos y son todos iguales. Luego voy pincelando los bizcochos con la mezcla de 3 leches, pero sin pasarme, no me gusta que quede muy mojado. Como son capas finas no es necesario reposar toda la noche en el frigorífico.
-A mí me gusta que queden 4 capas de bizcocho, 3 capas de mousse de dulce de leche y 3 discos de merengue, como se puede ver en la foto. Pero esto ya a gusto de cada uno. Si lo hacéis de esta forma cada molde necesitará entre 10-12 minutos de horneado. Lo horneo con aire.
-El merengue aunque cuando lo ponemos en la tarta es una capa completamente seca, luego se convierte en una capa blandita y deliciosa!
-Un consejo, el pastel 3 leches debe ir emborrachado con la preparación de 3 leches que lleva, pero tampoco os paséis echando líquido, que quede húmedo, no chorreando.
-Comentar que yo hice una tarta más pequeña y usé la mitad de los ingredientes que hay aquí escritos. En ese caso necesitaremos 2 huevos y medio en vez de 5 y dividiremos el resto de ingredientes entre 2. Para conseguir medio huevo, batir un huevo como para tortilla y añadir la mitad.








*Visto en: Tan dulce

Buen provecho!!

martes, 2 de abril de 2019

KÜRTÖSKALÁCS (Pastel chimenea)


Por fin, por fin, por fin estoy aquí de nuevo! No me lo creo, he tardado más que nunca, pero todo tiene una explicación. Resulta que mi portatil iba de mal en peor hasta que de repente murió, ya estaba cansada de llevarlo a reparar, cada vez que lo llevaba me costaba la broma entre 60 y 100 euros y ya no quería volver a invertir ese dinero en un ordenador de 7 años que ha necesitado ser reparado entre 2 y 3 veces al año. Si hacemos cuentas me ha costado más que uno de los más caros.
Así que dije: se acabó! no lo arreglo, me compro otro, y eso es lo que he hecho. El caso es que hasta que no he podido permitírmelo pues no me he podido comprar ninguno, por eso he tardado tanto en publicar, a partir de ahora me veréis más a menudo. De hecho tengo unas cuantas recetillas deseando compartirlas con vosotros y además dentro de poco estrenaré nueva sección, en breve lo sabréis.


La primera vez que probé esta maravilla fue hace 2 años en una mercado medieval y os puedo asegurar que me habría comido 6 o 7!!!  si os gustan los Cinnamon Rolls os encantará, no es lo mismo pero es similar, similar en cuando a que es una masa de levadura y lleva canela.
La forma de hacerlos es bastante peculiar porque hay que hacer una masa eternamente larga y enrollarla en un cilindro, lo normal es que no tengamos ese tipo de cilindros en casa, pero con una cartulina y papel de aluminio podemos hacerlos perfectamente, no os preocupéis por la cartulina, no va a salir en llamas dentro del horno ya que además de ir envuelta en papel de aluminio el horneado es de pocos minutos. En las fotos lo podéis ver todo.

Este delicioso dulce es Húngaro y podemos dar gracias de que ha llegado a nuestro país. 
Se puede hacer también con nueces y seguro que con más cosas, yo os traigo el más típico, azúcar y canela. Por lo visto este dulce de nombre imposible para nosotros y que se traduce como pastel chimenea por su forma cilíndrica y que se come caliente o templado. Procede de Transilvania y por lo visto es famoso por ser el dulce Húngaro más antiguo conocido. Hay que ver lo que nos hemos perdido todos estos años atrás!
Os puedo asegurar que muy fácil de hacer y merece toda la pena hacerlo!
Vamos con ello!
Por cierto, las fotos se quedaron en el ordenado fallecido, así que he tenido que repetirlo pero con fotos nocturnas que no me gusta nada hacer, pero bueno, aunque las fotos no son nada buenas, podéis ver como es.

INGREDIENTES
-200 gr. HARINA DE FUERZA
-7 gr. LEVADURA FRESCA
-50 gr. AZÚCAR
-25 ml. ACEITE DE GIRASOL
-1/2 HUEVO XL BATIDO
-60 ml. LECHE templada
-1 pizca de SAL
REBOZADO:
-MANTEQUILLA DERRETIDA
-AZÚCAR MORENO
-CANELA
ADEMÁS:
-CARTULINA
-PAPEL DE ALUMINIO


ELABORACIÓN
-Mezclamos la leche templada con la levadura y el azúcar, mezclamos hasta que la levadura y el azúcar se disuelvan, la levadura debe estar templada, ni caliente ni fría, si está muy caliente matrá todo principio activo de la levadura y si está fría no se activará.
-En otro bol mezclamos la harina, la sal, el aceite y el medio huevo batido. Mezclar bien e incorporar la mezcla de leche anterior, empezaremos mezclando todos los ingredientes y una vez intergrados pasaremos a amasar durante unos minutos, podemos hacerlo manualmente o a máquina. Yo lo hago con la Kitchen Aid y luego enharino la mesa de trabajo, vuelco la masa y la amaso unos minutos manualmente, formo una bola y dejo levar. Cuando formemos la bola, haremos por encima una cruz con la ayuda de un cuchillo, ponemos la masa dentro de un bol hondo, tapamos el bol con film de cocina y encima cubrimos con un paño de algodón húmedo. Ponemos dentro del horno apagado, cerramos la puerta y dejamos que leve durante 2 o 3 horas, aunque dependiendo de la temperatura exterior puede que necesite más tiempo o menos.
-Mientras leva la masa formaremos los cilindros, para ello lo que haremos es cortar un rectángulo y lo envolvemos bien con papel de aluminio.
-Una vez haya triplicado el volumen...espolvoreamos la mesa con harina, volcamos la masa, la extendemos con las manos en forma redonda y con la ayuda de un rodillo la aplanamos dejándola de medio centímetro de grosor, la forma debe quedar circular.
-Con un cuchillo cortamos toda la masa dejando que la tira sea de un dedo de ancho aprox. No hay que cortar la masa en tiras, sino que lo que haremos es cortar una única tira. En la foto podréis ver a qué me estoy refiriendo.
-Mezclamos azúcar moreno y canela al gusto, poner esta mezcla en una fuente grande o sobre la mesa de trabajo.
-Untamos con aceite el cilindro y enrollamos con la tira de masa el cilindro, pincelamos la masa con mantequilla derretida y lo hacemos rodar sobre el azúcar y canela mezclados, lo ponemos en una bandeja de horno, mejor si cabe de pie.
Horneamos con el horno previamente calentado a 200º durante 8-10 minutos (yo o he horneado con aire).
-Sacar, dejar templar y a disfrutar!!! Se puede comer frío, pero lo suyo es caliente o templado, si lo coméis caliente hay que tener cuidado de no quemarse.





*visto en: Un toque de canela

Buen provecho!!



domingo, 3 de febrero de 2019

PEPPARKAKOR-GINGER THINS (Galletas Suecas de jengibre como las de Ikea)



Desde que está Ikea en Valencia he ido unas 10 veces más o menos y lo que es hacer el recorrido laberíntico infinito lo he hecho 4 veces. Hay cosas que están muy bien pero como a mí lo que realmente me interesa es el menaje y la alimentación, me aburre bastante estar por allí dentro siguiendo la flecha del suelo pasando por... cortinas, muebles, alfombras, plantas y un sinfín de cosas que no voy a comprar. Muy bonito todo pero no me interesa a menos que sea algo que necesite. Lo que si me interesa y mucho es lo que he dicho hace un momento, el menaje y la alimentación, bufff eso sí que me gusta, sobre todo lo relacionado con el tema reposteril, me haga falta o no, me encanta ver moldes, cortadores de galletas, moldecitos de papel... y en cuanto a la alimentación me encantan las cosas que no sueles ver habitualmente en un supermercado por eso el mini market de Ikea me gusta tanto, mira que es pequeño pero cada vez que voy cargo 2 o 3 bolsas llenas de cosas, ¡es inevitable!.

Cuando voy no puedo dejar de mirar y babear con esas cajas de galletas que tienen, las más habituales y famosas son las de avena y las de jengibre pero nunca las compro porque hay mucha cantidad y como no sabía si me iban a gustar o no pues ahí se quedaban. 
Una vez resultó que también las vendían a granel, no lo dudé y compré 2 de cada para probarlas, cuando llegué a casa y las probé....Mmmmm...madre mía que buenas están!!!!! que pena no haberlas probado allí porque habría comprado las cajas ya mismo! Me encantan las 2 por igual y espero ir prontito a comprarlas.

Mientras voy y no voy me puse a investigar y buscar recetas lo más parecidas, después de mucho probar distintas recetas finalmente conseguí dar con la ideal y la más semejante. 

Aquí os traigo las de jengibre, espero publicar las de avena también en breve. Os recomiendo que probéis las 2 porque de verdad que están buenííííísimas!! Lo peligroso es que son muy adictivas, es dificilísimo comer solo un par.



INGREDIENTES
-180 gr. HARINA
-1/4 cucharadita BICARBONATO
-1/4 cucharadita SAL
-1 cucharadita JENGIBRE EN POLVO
-3/4 cucharadita CANELA EN POLVO
-1 pizca CLAVO MOLIDO
-55 gr. MANTEQUILLA (a temperatura ambiente)
-50 gr. AZÚCAR BLANCO
-50 ml. MELAZA O GOLDEN SYRUP
-15 ml. AGUA, NATA O LECHE (yo pongo leche)

ELABORACIÓN

-Sacamos la mantequilla del frigorífico un rato antes de hacer la masa, si es verano no hará falta sacarla con mucha antelación.

-En un bol tamizaremos la harina, el bicarbonato, la sal y las especias. Reservamos.

-En otro bol batimos la mantequilla con el azúcar hasta que quede una mezcla ligera y cremosa. Añadimos la melaza (o el golden syrup) y el agua (o nata, o leche). Batir hasta que los ingredientes estén integrados.

-Ahora añadimos la harina poco a poco y manualmente, vamos removiendo con la ayuda de una espátula para que la harina se mezcle bien. Veremos que la masa es pegajosa.

-Dividimos la masa en 2 partes iguales, cortamos 2 trozos de plástico de cocina, encima ponemos las 2 masas, las aplastamos un poco, las cubrimos completamente con el film y las dejamos en el frigorífico 3-4 horas o hasta el día siguiente.

-Precalentamos el horno a 190ºC.

-Ponemos papel de horno en una bandeja.

-Enharinamos la mesa de trabajo, sacamos una de las 2 masas, la ponemos encima de la mesa enharinada, la espolvoreamos también por encima con harina (es una masa pegajosa y en cuanto tome temperatura será difícil de manejar, así que hay que trabajar rápidamente y si enharinamos evitaremos que se quede pegada por todas partes. Con un rodillo la estiramos, si vemos que se pega al rodillo y/o a la mesa tendremos que enharinar más, tampoco es cuestión de pasarse o quedarán muy duras, tan solo lo necesario para evitar que se quede pegada. Otra forma de evitarlo es ponerla sobre papel de horno, encima ponemos otra lámina de papel y la estiramos con el rodillo, hay que dejarla de unos 3 milímetros de grosor, son unas galletas finas y crujientes.

-Con un cortador redondo acanalado cortamos las galletas y las ponemos sobre la bandeja que teníamos preparada con papel de horno. Tenemos que dejar una separación entre ellas de unos 2 centímetros para evitar que se junten cuando se estén horneando.

-Repetimos el proceso con la otra masa reservada en el frigorífico.

-Si se nos han ablandado demasiado..... si cuando ya las tenemos todas en la bandeja a punto de hornear vemos que se ablandado demasiado, lo ideal es meterlas unos minutos en el congelador antes de hornearlas, como lo más seguro es que nadie tenga espacio en el congelador para meter una bandeja (ya que las galletas una vez puestas en la bandeja no hay que manipularlas), lo que yo hago es sacar uno de los cajones del congelador y en su lugar pongo la bandeja de las galletas, como tan solo van a ser unos minutos no hay tiempo suficiente para que lo que he casado del congelador se me descongele.

-Cuando veamos que las galletas han tomado algo de frío, las horneamos durante 8 minutos aprox. a 180ºC, yo las horneo con aire y me quedan bien, aunque lo ideal en cuanto a galletas se refiere es hornearlas solo con resistencia arriba y abajo. Ir vigilando pues son finitas y es fácil que se tuesten demasiado, deben quedar doraditas.

-Sacarla bandeja del horno y sin tocarlas las dejamos reposar unos 5 minutos, momento en el que las pasaremos a una rejilla para que se enfríen.

No es absolutamente nada complicado, es muy sencillo, sinceramente es más largo escribirlo todo que hacer las galletas.

Miré y probé tantas recetas antes de llegar a esta (que para mí es la definitiva), solo puedo decir que procedía de una web Sueca, pero no sé más...



Buen provecho!!

miércoles, 16 de enero de 2019

PAN RELLENO



Holaaaa!! 
Os acordáis de mí?? De entrada a entrada parece desaparezca de la faz de la tierra, ¿verdad?, pero no, aquí estoy y no me olvido ni del blog ni de vosotros. 

No voy a decir que estoy muy liada, no voy a decir que desde principios de diciembre hasta mediados de enero no paro de trabajar de lunes a domingo... bueno...estoy diciendo que no lo voy a decir y lo estoy diciendo..jejejeje...
En fin, que ya ha pasado la racha de trabajar y trabajar y seguir trabajando y ahora vuelta a la normalidad. 

¿Qué tal habéis pasado las Navidades? espero que muy bien, tenía varias recetas navideñas para publicar y desearos lo mejor del mundo pero....no ha podido ser. A ver si este año me lo monto mejor y puedo con todo, no me gusta nada esto de no publicar durante tanto tiempo.

Este año me veréis por aquí más a menudo (al menos es lo que quiero y como dicen que querer es poder...). 

Otra osa que voy a hacer es añadir enlaces a libros, moldes e ingredientes que uso, es algo que me habéis preguntado y pedido infinidad de veces en privado y creo que es buena idea añadir los enlaces a estas cosas.

Sobre la receta de hoy y primera del año veréis que es...¡¡atención!! ¡¡Salada!!! UUhhhh que raro, raro, rarooo, ¿verdad? pero pensando yo que tengo en el blog una página de recetas saladas ...he dicho...va, voy a añadir una recetilla más a esa página y aquí la tenéis.

No os puedo decir de donde la saqué porque hace 200 o 250 años que la tengo escrita en una libreta de mi puño y letra (sí, esas cosas se hacían antes de la era digital) y no anoté de donde procedía, aunque sí que os puedo decir que es una receta típica de Venezuela, allí se llama "Pan de jamón" y no podéis dejar de hacerlo. Está bueníííísimo y es muy fácil de hacer, admite cualquier relleno. Yo he escrito lo que suelo poner, pero...la imaginación al poder!!


Vamos con la receta:

INGREDIENTES

-250 gr. HARINA DE FUERZA
-75 ml. LECHE TEMPLADA
-15 gr. LEVADURA FRESCA DE PANADERÍA
-25 gr. MANTEQUILLA DERRETIDA
-25 gr. AZÚCAR
-1 HUEVO L (a temperatura ambiente)
-1 pizca de SAL


MI RELLENO
-4 LONCHAS JAMÓN YORK
-2 LATITAS DE ATÚN
-PIMIENTO ROJO Y VERDE EN LATA
-ACEITUNAS NEGRAS A RODAJAS
-ACEITUNAS VERDES RELLENAS ENTERAS
-4 LONCHAS QUESO HAVARTI


ELABORACIÓN

*PREFERMENTO
-En un bol ponemos la leche templada y añadimos la levadura desmenuzada, el azúcar y una cucharada de harina (esa cucharada de harina es de los 250 gr. que tenemos para hacer la receta). 

-Con una varilla de mano batimos hasta que esté todo bien mezclado, tapamos el bol y lo dejamos reposar 10-15 minutos en un lugar apartado de corrientes de aire. Debe de esponjar y aumentar de tamaño.

*MASA
-En otro bol más grande pondremos el resto de harina y formamos un hueco en el centro, en ese hueco vertemos el huevo batido, la mantequilla derretida y el prefermento. 

-Empezamos mezclando con la mano o a máquina, cuando veamos que ya está integrado todo y empieza a costar amasar lo volcaremos sobre la mesa de trabajo espolvoreada con harina, añadimos una pizca de sal y seguimos amasando unos 10 minutos, debe quedar una masa nada pegajosa.

-Como cada harina es un mundo al igual que los hornos, si vemos que la masa es muy blanda y pegajosa añadimos un poco más de harina, yo no necesité ni un gramo más, pero puede pasar que dependiendo del tamaño del huevo o como digo del tipo de harina...marca...etc. podría ser que se necesite añadir un poco más, también puede pasar todo lo contrario, puede que os quede demasiado dura, en ese caso añadiremos un poco más de leche o agua pero siempre templada y añadiendo muy poco cada vez.

-Una vez amasada formaremos una bola, hacemos un corte por encima en forma de cruz, la mentemos dentro de un bol y tapamos con film de cocina y una paño de algodón. Dejar levar entre 1 y 2h. Apartada de corrientes de aire. Si hace mucho frío en la casa, encenderemos el horno a 50ºC y cuando esté calentito lo apagamos, añadimos la masa dentro con la puerta cerrada y el horno apagado, así subirá antes.

-Pasado este tiempo y con la masa bien aumentada de tamaño la pondremos sobre la mesa enharinada y con la ayuda de un rodillo la aplanamos en forma rectangular. Con un cuchillo cortamos los 4 extremos para que quede un rectángulo perfecto y esas tiras de masa sobrantes las reservamos para decorar.

-Encima ponemos el queso, el jamón york.....todos los ingredientes del relleno y lo enrollamos a modo de brazo de gitano. Hay que dejar sin relleno los bordes porque hay que sellarlos evitando que el relleno se salga, estos bordes los pincelamos con un poco de agua y lo sellamos bien dejando las dobleces debajo.

-Con las tiras sobrantes adornaremos a gusto de cada uno. Pinchamos por toda la superficie con un tenedor. Tapamos con un paño mientras el horno alcanza la temperatura que será de 180ºC, en mi caso 170ºC porque lo he horneado con aire.

-Antes de meter en el horno lo pincelamos con huevo batido y horneamos unos 25 minutos, depende de cada horno tardará un poquito más o menos. Si vemos que se nos dora demasiado por encima cubriremos con un trozo de papel de aluminio.

-Sacar del horno, dejar templar sobre una rejilla y a disfrutar! Se puede comer templado o frío.

-Repito, el relleno a gusto de cada uno, cualquier cosa que pongáis está delicioso!






Buen provecho y feliz año nuevo a todos!!!!