miércoles, 17 de julio de 2019

BIZCOCHO DE SANDÍA


¿Qué tal va el verano? Por aquí mucho calor!! Cada vez que entro en casa me voy corriendo a la ducha y aún no han pasado 20 minutos ya me dan ganas de volver a ponerme a remojo. Aún así ya veis que os traigo una receta que necesita horno. Si en la cocina estamos en verano a 35 grados pues.. nada mejor que encender el horno para plantarnos en 45º! jejejejejejej 
Es algo que no puedo evitar, me encanta hacer cosas en el horno y aunque el calor sea sofocante lo uso tanto en diciembre como en agosto. 

Mirar que receta más vistosa y bonita, un bizcocho de sandía con glaseado de sandía. Yo lo he hecho en plan sencillo pero en notas os digo alguna cosilla para cambiar un poco el interior y que resulte más vistoso o más tipo tarta.

Tiene un ligerísimo sabor a sandía, el glaseado está muy rico y lo mejor es ver la cara de la gente cuando ven este bizcocho, de verdad que es muy llamativo. 
Esta receta la vi en la revista lecturas, pero he tenido que hacer modificaciones en la cantidad de ingredientes y el forma de hacer el glaseado porque tal cual está allí escrito no sale.

Espero que os guste, por cierto, es muy fácil de hacer.



INGREDIENTES

-250 gr. SANDÍA (sin cáscara ni semillas)
-115 gr. MANTEQUILLA a temperatura ambiente
-190 gr. AZÚCAR (115 gr. para el bizcocho rojo + 75 gr. Para el bizcocho verde)
-4 HUEVOS M (2 para el bizcocho rojo, 2 para el bizcocho verde)
-155 gr. HARINA (115 gr. para el bizcocho rojo, 40 gr. Para el bizcocho verde)
-5 gr. LEVADURA EN POLVO de repostería (para el bizcocho rojo)

-100 ml. NATA líquida para montar
-40 gr. AZÚCAR GLAS

-300 gr. AZÚCAR GLAS
-ZUMO DE SANDÍA

-COLORANTE ALIMENTARIO ROJO Y VERDE
-CHOCOLATE CHIPS


ELABORACIÓN

*BIZCOCHO ALTO ROJO:
-Pasar por la licuadora la sandía; reservamos la pulpa y el zumo por separado. Para obtener la poca pulpa que tiene, hay que pasar el jugo por un colador muy fino. 

-Precalentar el horno a 180ºC.

-Forrar con papel de horno un molde redondo desmontable de 20 centímetros de diámetro.

-Batir con la batidora de varillas la mantequilla con 115 gr. de azúcar, hasta que esté cremoso. Teñir con colorante rojo (añadir gota a gota sin dejar de mezclar hasta conseguir el color deseado).

-Incorporar 2 huevos, de uno en uno batiendo cada vez (no hay que preocuparse si la mantequilla tiene aspecto de haberse cortado, en cuanto añadamos la harina todo irá bien).

-Añadir la pulpa de sandía.

-Mezclar 115 gr. de harina y la levadura. Agregarlo a la mezcla tamizando. Remover manualmente hasta conseguir una masa lisa y sin grumos.

-Verter en el molde y hornear a 180ºC durante 30 minutos aprox. Comprobar a los 20 minutos con un pincho, si sale seco ya está, si sale con crema pegada le falta un poco más. 

-Una vez horneado, sacar del horno y dejar enfriar dentro del molde. Cuando esté frio desmoldar.
(Lo he horneado a 175ºC con aire durante 32 minutos exactamente).

*BIZCOCHO PLANO VERDE:
-Cascamos 2 huevos en un molde refractario y lo colocamos sobre otro que tenga agua caliente, pero el cazo que tenemos los huevos no debe tocar el agua (esto es: baño maría).
Añadir 75 gr. de azúcar y batimos con la batidora de varillas hasta que aumente mucho de volumen.

-Retirar del fuego y seguir batiendo hasta que se enfríe. Añadir colorante verde, mezclar e incorporar 40 gr. de harina tamizada. Incorporarla con movimientos envolventes. (Se puede poner más colorante, añadir gota a gota sin dejar de mezclar hasta conseguir el color deseado)

-Verter esta masa en una bandeja forrada con papel de horno engrasado, debe quedar un bizcocho alargado y plano, tipo brazo de gitano pero más pequeño, hay que pensar que de este bizcocho habrá que cortar 1 o 2 tiras para cubrir el lateral del bizcocho rojo.
Hornear 8 minutos a 170ºC.

-Una vez listo, sacar del horno, quitar el papel y reservar.

-Montar la nata bien fría con el azúcar glas.

MONTAJE
-Poner el bizcocho sobre la fuente a servir. Untar todo el alrededor con la nata. Cortar tiras del bizcocho verde lo suficientemente altas para cubrir todo el lateral del bizcocho rojo y poco más de altura para que sujete el glaseado.

-Mezclar 300 gr. de azúcar glas con un poco de zumo de sandía, ir mezclando mientras añadimos poco a poco el zumo de sandía. Hay que tener cuidado porque si añadimos mucho zumo quedará muy líquido y cuando lo pongamos encima de la tarta se desbordará todo. Teñir esta glasa con colorante rojo (añadir gota a gota el colorante sin dejar de mezclar hasta conseguir el color deseado), remover hasta integrar bien y verter sobre el bizcocho, esparciendo unos chips de chocolate por encima simulando las semillas.

NOTAS
Es importante que la tira de bizcocho verde que colocaremos alrededor sea un poco más alto que el bizcocho rojo, de lo contrario el glaseado caerá y la gracia es que quede arriba.

Una vez que pongamos la masa roja en el molde (antes de hornear) podemos añadir unos chips de chocolate, así cuando cortemos el bizcocho simularán ser las semillas de la sandía, para evitar que se vayan al fondo del molde enharinar los chips antes de ponerlos.

También puede hacerse tipo tarta en vez de bizcocho, una vez que el bizcocho esté frío lo cortaríamos por la mitad o en tres partes y untaremos con algún tipo de crema roja, una buttercream roja por ejemplo, en este caso lo que yo haría para que aún tenga más sabor sería además de poner el colorante rojo, añadir unas gotas de aroma de sandía al buttercream. Por cierto, ahora que lo pienso... también puede añadirse un poco de ese aroma al bizcocho... Mmmm... a la próxima lo pongo!! Este tipo de aromas lo podéis comprar en alguna tienda especializada en productos de repostería o por internet, al igual que los colorantes.

Depende del colorante que usemos necesitaremos más cantidad o menos, ya que hay algunos que tiñen mucho con poco y otros que hay que echar todo el tubito para obtener el color deseado.

Sobrará mucho zumo, lo mejor que podemos hacer con él es bebérnoslo ya que está bien rico!



Buen provecho!