lunes, 26 de agosto de 2013

LOS MEJORES DONUTS


¡Por fin! ¡por fin! ¡por fin!! ¡¡¡No quepo en mí de felicidad!!!

¿Os acordáis de mi búsqueda incesante año tras año intentando encontrar la receta ideal de Gofres? Pues con los Donuts me ha pasado exactamente igual. Está claro que absolutamente iguales no pueden ser ya que se trata de formulas secretas con mil ingredientes, pero quería encontrar alguna que se asemejara al máximo a ese sabor y textura. 


He hecho recetas de donuts muchas, muchísimas, ni 3 ni 4, si no calculo mal esta es la 10 o la 12 y que no sea alguna más que no recuerde.

He probado poniendo margarina…mantequilla…cardamomo…patatín…patatán… y bueno, el resultado no estaba mal, unas veces parecían buñuelos, otras churros, otras no se lo qué… otras se asemejaban bastante pero no... otras ni de lejos... nada era lo que yo buscaba así que seguía mirando recetas y haciéndolas, hasta que encontré la de Silvia y viendo que la receta es la que preparan en la panadería pastelería de la base naval de Rota sentí palpitaciones y me dije: ¡¡¡a por ella!!! Y bueno, qué decir del resultado, INCREIBLES! una maravilla, esta sí que sí. Por fin encontré la masa ideal, la textura ideal y el sabor ideal! no me lo puedo creer!! 
Además son facilísimos de hacer.

-Por cierto, mirad lo que podéis hacer con los agujeros de los donuts, ¿a que quedan genial?



**Lo siento por los que sois anti Crisco, que ya sé que sois muchos pero, no sé si es por tan americano ingrediente o qué pero finalmente se obró el milagro.
Estoy tan entusiasmada que solo tengo ganas de hacer donuts, los he hecho varias veces  ya, la primera vez tal cual lo puso Silvia en su blog y que me encantó el resultado pero como quería probar a ver que tal quedaban usando el milagro hecho ingrediente o séase: “azúcar invertido”, el resultado ya ha sido la bomba! Luego veréis en las fotos la diferencia por dentro de los donuts de usarlo y no usarlo en cuanto a textura se refiere.

**Resultado de usar azúcar invertido y no usar:


SIN: Quedan tiernos y muy ricos, al día siguiente están duros.
CON: Quedan tierníííííííííííísimos y muy ricos, al día siguiente siguen tiernos!! Un peligro total ya que te comes uno detrás de otro sin poder parar!

Ahora ya lo dejo a vuestra elección, el azúcar invertido es lo más fácil del mundo de hacer, aquí os explico cómo, se hace en un pis pas y guardado en un tarro os durará muchos meses, un año sin problema, aunque os aseguro que cuando veáis los resultados que da en la bollería, bizcochos y helados lo usaréis constantemente. No lo dudéis y ponedlo!!! Cualquier cosa que hagáis mejorará el resultado, es un ingrediente que no debe faltar nunca jamás.




INGREDIENTES:


-23 gr. DE LEVADURA SECA o 25 gr. DE LEVADURA FRESCA (yo uso fresca)
-75 gr. DE AGUA TEMPLADA
-1 CUCHARADA DE AZÚCAR (para activar la levadura)
-114 gr. DE AGUA A TEMPERATURA AMBIENTE (100gr. si ponemos azúcar invertido)
-2 HUEVOS
-1 CUCHARADITA DE VAINILLA EN PASTA O DE ESENCIA DE VAINILLA
-15 gr. DE LECHE EN POLVO
-500 gr. DE HARINA NORMAL
-75 gr. DE MANTECA VEGETAL CRISCO (mirad notas)
-90 gr. DE AZÚCAR (si ponéis azúcar invertido las cantidades serán: 60 gr de azúcar normal y  30 gr. de azúcar invertido)
-1 PIZCA DE SAL

GLASEADO:
-AZÚCAR GLAS (se necesita mucho)
-UNAS GOTAS DE ZUMO DE LIMÓN
-UN POQUITO DE AGUA

ELABORACIÓN:

-Mezclamos la levadura con el agua templada y la cucharada de azúcar para activar la levadura. Si lo hacemos con la levadura seca debemos dejar reposar hasta que se vuelva una pasta densa. (Yo uso levadura fresca)

-Por otra parte, mezclamos la harina, el azúcar, la leche en polvo y la pizca de sal.

-A la mezcla de harina añadimos los huevos y la vainilla, mezclamos y seguidamente agregamos la mezcla de levadura.

-Ahora añadimos el Crisco, el agua (la que teníamos a temperatura ambiente) y amasamos 5 minutos, lo ideal es hacerlo con amasadora (panificadora…K.A..) pero yo lo hice a mano la primera vez porque no tenía ningún aparato a mano en esos momentos y la verdad que salió muy bien. Si vemos que la masa es muy pegajosa y no hay forma de que se despegue de las paredes o de las manos añadimos un poco más de harina, pero solo un poco más, máximo 2-3 cucharadas más de harina o de lo contrario saldrán duros. 


Para que nos sea más fácil amasar manualmente os recomiendo lavar las manos continuamente para quitar la masa pegada a ellas y tener tanto la mesa de trabajo como las manos y la misma masa espolvoreadas de harina, veréis como así es más fácil. 
Pero aunque lo amasemos en una máquina lo ideal es trabajar a mano al final un poco, así es cuando verdaderamente se nota si la masa necesita algo más de harina o no, pero ya os digo que no os paséis añadiendo harina, con unas 2-3 de cucharadas colmadas más la que haya en la mesa de trabajo será suficiente. Aún así vosotros sois los que mejor lo váis a saber ya que el que trabaja la masa es el que mejor sabe si necesita más o no. Si véis que la masa es muy líquida añadir la harina que se necesite y listo. Pero repito y no me cansaré de repetir que mejor quedarse corto de harina que pasarse.

-Formar una masa, hacer un corte en forma de cruz con un cuchillo y tapamos el bol con film de cocina y encima un paño. Metemos en el horno con este apagado para que fermente ahí bien apartado de corrientes de aire. Si tenemos mucha prisa en que aumente de tamaño podéis encender el horno entre 25-50ºC y veréis que pronto leva. Pero no os paséis de temperatura! De esta forma en unos 30 minutos habrá subido, con el horno apagado dependerá de la época del año, en invierno tardará más y en verano menos. En invierno yo suelo hacer este tipo de masas por la noche y la dejo levando toda la noche.

-En cuanto haya aumentado de tamaño, espolvoreamos la mesa de trabajo con harina y también un poco por encima de la masa. Con un rodillo aplanamos y dejamos de 1.5 cm. de grosor. Con la ayuda de un vaso y de un vasito de chupito (uno de boca estrecha), cortamos los donuts.

-Ponemos papel de horno en una bandeja, untamos con aceite el papel y encima los donuts cortados, las bolitas también las podéis hacer, quedan muy bien.

-Ponemos encima film de cocina untado también con un poquito de aceite y de nuevo metemos en el horno apagado para que leven, esta vez lo harán mucho más deprisa. No es necesario dejarlos horas, ya que si los dejamos tanto tiempo se desparramarán. Es dejarlos el tiempo suficiente hasta que veamos que se han hecho más grandes. Yo los dejé 1h. justo (teniendo en cuenta que publico esta receta en verano).

-Ponemos aceite en una freidora o en un cazo, hay que poner aceite abundante, yo lo puse de girasol. Y aquí sí que os tengo que decir que es imprescindible un termómetro de cocina, si, no hay más remedio porque si lo hacéis a ojo el aceite puede que esté demasiado caliente o demasiado frio, si está muy caliente se quemarán por fuera y por dentro quedarán crudos, si está frio quedarán aceitosos como ellos solos!! Así que o freidora a 175ºC. o termómetro a la misma temperatura.

-Freír de uno en uno, 30 segundos por cada lado, sería perfecto no tocarlos para que no queden los dedos marcados, yo encontré la forma ideal de no tocarlos y es cortando el papel con unas tijeras, cogemos el papel con el donut encima y con cuidado lo vertemos en el aceite, en la foto se ve a qué me refiero. Cuando veamos que toman color damos la vuelta y dejamos en un plato sobre papel absorbente.

-Los podéis glasear con lo que queráis, con chocolate blanco, negro…con leche…con chocolate de colores…pero siempre hay que darles un glaseado antes de azúcar glas mezclado con un poco de agua y un poco de zumo de limón, una vez glaseados con eso ya podéis ponerle encima lo que queráis o dejarlos así que para mi gusto son como mejor están.


GLASEADO:

-En un bol que no sea muy ancho, lo suficiente para que quepa un donut, ponemos azúcar glas, unas gotas de limón y un poquito de agua, mezclamos bien evitando grumos de azúcar, debe quedar una crema ligera pero no demasiado. Vamos a necesitar bastante azúcar glas, no sé decir cuánto pero bastante. Forramos el fondo de una bandeja de horno con papel de aluminio y encima ponemos la rejilla (uso la bandeja y la rejilla del horno pues son bastante grandes). Vamos metiendo los donuts uno a uno en el glaseado y los ponemos sobre la rejilla para que vayan escurriendo el exceso de glaseado. 


-Una vez secos es cuando podemos cubrirlos con chocolate o dejarlos tal cual.





NOTAS:

-Para los anti Crisco o los que no podáis comprarlo, ¿Se puede sustituir por mantequilla o margarina?
Pues sí, claro, pero el resultado ya no será este, será otro.

¿Donde se puede comprar Crisco?, por Internet en infinidad de sitios o en tiendas americanas o de repostería que tengáis cerca, aquí en Valencia hay varias, por ejemplo yo lo compre en Taste of América.

¿Se pueden hacer con azúcar normal, que no sea invertido? Si, por supuesto y saldrán muy ricos pero menos esponjosos y al día siguiente estarán duros.

-Necesitáis un termómetro o una freidora, el aceite debe estar a 175ºC y a ojo es muy difícil, un termómetro de cocina tampoco es tan caro y nos durara muchos años, no es un utensilio que usaremos muy a menudo pero de repente un día nos hará falta emplearlo y ya lo tendremos. Sin termómetro ni freidora corremos el riesgo de que se quemen o queden aceitosos si la temperatura no es la adecuada y eso a ojo es muy complicado. Aquí podéis ver los diferentes usos que le daréis: Los termómetros de cocina y sus usos

-¿Se pueden hacer sin la leche en polvo? Si, no la pongáis si no la tenéis.
Eso sí, si no ponéis Crisco, no ponéis leche en polvo, no ponéis azúcar invertido, el resultado no estará mal pero no será igual y si encima los freís a ojo…pues ya…no esperéis que estén perfectos.

-Una de las veces solo hice la mitad de los donuts y la masa que me sobró la congelé, un día la descongelé e hice los donuts, resultado: no quedan bien, quedaron duros y apelmazados, así que hacer todos los donuts o si no queréis tantos hacerlos con la mitad de los ingredientes.


-Si ponemos azúcar invertido necesitaremos algo más de harina y un pelín menos de agua, esto es porque ese azúcar es bastante líquido entonces la masa requerirá menos agua y más harina para compensar.




PRODUCTOS NECESARIOS PARA HACER ESTOS MARAVILLOSOS DONUTS:
-Termómetro o freidora eléctrica.
-Azúcar invertido
-Crisco




**Ahora la diferencia de texturas:

   SIN AZÚCAR INVERTIDO


   CON




¿Apreciáis la diferencia? 

Espero que os haya gustado.


Buen provecho!

lunes, 12 de agosto de 2013

PASTA FROLA


¿Que tal estáis pasando el verano?  Espero que mejor que bien. 

Yo no me puedo quejar, por fin tengo unos días libres y dentro de poco tendré otros tantos. Quería hacer muchas cosas pero resulta que no estoy haciendo nada. Tengo tantas recetas por escribir que me ha invadido la pereza, abro Word para escribir y cuando voy por la segunda frase me doy cuenta de que me he levantado y estoy en la cocina haciendo algo, me vuelvo a sentar a escribir y cuando voy por la tercera frase me doy cuenta de que de nuevo me he vuelto a levantar y estoy ordenando un armario! Total que no hay forma humana de escribir nada!




Como no me auto castigue a no levantarme hasta que lo haya escrito todo creo que va a ser complicadillo que haga algo. Hablando de escribir…también me había propuesto seguir con el libro al menos un par de capítulos más (algunos ya sabéis que estoy escribiendo un libro que por cierto no es de cocina) pues lo tengo algo parado y eso no puede ser, si no me pongo las pilas será un libro post mortem a este ritmo, jeje. En fin que cuando me invade la pereza, me invade, nada de tonterías!
Pues nada, mientras escribo todas las recetas os dejo esta que ya hace un tiempo la tengo ahí pendiente de publicar.


Sobre ella os diré que es una maravilla, en mi casa gusta muchísimo, es muy típica de Argentina, pero yo la recuerdo de siempre, de pequeña ya la comía. Lo más típico es rellenarla de membrillo, pero también se puede hacer con mermelada de fresa por ejemplo como bien se puede ver en las fotos o membrillo de fresa. A mí el membrillo no me acaba de gustar, no sé por qué pero no me llama la atención su sabor, sin embargo reconozco que queda mejor con membrillo que con mermelada. 


De todas formas lo dejo a vuestra elección.




INGREDIENTES:

-310 GR. DE HARINA
-1 CUCHARADITA DE LEVADURA ROYAL
-1 PIZCA DE SAL
-1 CUCHARADA DE ZUMO DE LIMÓN
-3 YEMAS DE HUEVO
-150 GR. DE MANTEQUILLA (debe estar fría, no a temperatura ambiente)
-150 GR. DE AZÚCAR

-400 GR. DE MEMBRILLO
-200 ML. DE AGUA



PARA DARLE BRILLO
-100 ML DE AGUA
-200 GR. DE AZÚCAR


-1 YEMA DE HUEVO PARA PINTAR POR ENCIMA


ELABORACIÓN:

-Mezclamos la harina, la sal, la levadura y lo tamizamos todo junto.

-Lo ponemos en un bol o sobre la mesa de trabajo haciendo un agujero en el centro formando un volcán, ahí pondremos el azúcar, las yemas de huevo y la mantequilla troceada.

-Con las manos vamos uniendo la masa, no hay que trabajar en exceso, solo y con paciencia lo que hay que hacer es ir apretando con las manos para que la mantequilla se vaya deshaciendo e integrando en la masa. Al principio parecerá imposible que de ahí salga una masa, pero si, ya veréis que al cabo de unos minutos el milagro se obrará y tendremos entre nuestras manos una masa ideal. Formamos una bola y la cubrimos completamente con film de cocina. 


-Metemos en el frigorífico durante media hora.

-Pasado este tiempo y encendemos el horno con calor abajo y aire (así lo hago yo) y a 180ºC.

-En una sartén antiadherente ponemos los 200 ml. de agua y el membrillo, ponemos al fuego y con la ayuda de una cuchara de madera vamos troceando el membrillo, luego solo hay que remover para que se mezcle bien y quede cremoso. Apagar el fuego.
No dejar enfriar o volverá a quedarse el membrillo duro y lo que nos interesa es que esté cremoso para poder ponerlo bien encima de la masa.

-Espolvoreamos la mesa de trabajo con harina, ponemos la masa encima, cortamos un trozo más pequeño que usaremos para hacer el enrejado.
-La masa más grande la aplanaremos con la ayuda de un rodillo, si vemos que se nos pega al rodillo espolvorearemos por encima también con harina.

-Forramos el fondo de un molde redondo desmontable de 24 cm. con papel de horno y con mantequilla engrasaremos todo el lateral y también el papel.

-Con la ayuda de un cuchillo de los largos (cuanto más largo mejor), separamos la masa de la mesa y con cuidado ponemos la masa en el molde. Si se rompe no pasa nada, con las yemas de los dedos unimos la rotura y también vamos adaptando la masa al molde. Pinchamos bastantes veces la masa con un tenedor, tanto el fondo como el lateral.

-Vertemos el membrillo y lo alisamos.

-Cortamos el exceso de masa del lateral del molde, debe quedar como medio centímetro más de alta la masa que el membrillo.

-Volvemos a espolvorear con harina la mesa y aplanamos la masa restante, la cortamos en tiras largas de igual tamaño que pondremos por encima de la tarta en forma de enrejado.

-Pintar las tiras con clara de huevo y hornear 35-40 minutos a 180ºC con resistencia abajo y aire. Si vemos que la parte de arriba se tuesta demasiado

cubrir con papel de aluminio.

-Mientras está en el horno hacemos el almíbar para darle brillo por encima.

-Para eso ponemos el agua y el azúcar a cocer durante unos 8 minutos más o menos, no nos interesa que quede un almíbar muy espeso pero tampoco debe quedar completamente líquido, en el momento en que veamos que espesa, apagamos el fuego. Reservamos.


-Una vez la tarta horneada, dejamos que se temple y pincelamos por encima con el almíbar, quedará un brillo muy bonito.




NOTAS:

-Se puede hacer con membrillo de fresa (lo venden en algunos supermercados), o también con mermelada de la fruta que os guste. En la foto podéis ver cómo queda con mermelada de fresa.

-Si tenéis membrillo casero mucho mejor que el comprado.

-Podéis poner todo harina, sin la maizena (harina fina de maíz), en ese caso hay que poner 310 gr. de harina.






*Receta del libro "Un toque de maizena" pero con mis cambios.

¡¡Espero que os haya gustado, buen provecho!!



viernes, 2 de agosto de 2013

CAROLINAS DE BILBAO Y PASTELES DE ARROZ





Hoy una receta de nuestras tierras que llevaba muuuucho tiempo detrás de ella. No me la quitaba de la cabeza. La hice y la hice y la volví a hacer y todas las veces fracaso tras otro, no había forma humana de que me quedara un merengue firme e ideal para esta receta, no sé ni cuanto azúcar y claras de huevo habré tirado, hasta que un día haciendo otra receta que nada tenía nada que ver con esta va y me sale un merengue divino!  Así que hace unos días me decidí finalmente a ponerme manos a la obra con la receta y forma de hacer ese merengue que tan bien me salió. De nuevo me ha quedado perfecto así que aquí os traigo la receta para compartirla con todos vosotros.

Creo que deberíamos abrir un blog entre todos donde contar nuestros disparates culinarios! Jajaja sería gracioso. 

A mí me pasa a menudo, sobre todo en las tartas de mis propios cumpleaños, como muchos de vosotros ya sabéis, creo que a veces si no publico más recetas más es por varias cosas pero entre ellas está el que hago algo toda decidida para ponerlo en el blog y… tracatrá! Desastre! Así que no hay receta esa semana. 

En fin…menos mal que de vez en cuando también salen bien las cosas! Yo tengo claro que hasta que no me sale perfecto no lo publico, aún así cada horno es un mundo…cada temperatura de la casa… época del año… ingredientes… manos… todo influye y el que publiquemos una receta que nos ha salido ideal  por desgracia no está garantizada que la haga otra persona y también le quede así de bien. Si os pasa eso yo siempre digo lo mismo, no desistáis, volver a hacerla con vuestros cambios y ya veréis que entonces queda genial.



Esta maravilla de hoy no es muy conocida fuera de Bilbao, bueno, en las pastelerías si que podemos encontrar el típico pastel de merengue, por ejemplo en Alcoy hay unos merengues muy famosos que se llaman “Moros”, no sé el por qué del nombre, supongo que es porque el pico de arriba le hacen forma de turbante y además ya se sabe que en Alcoy si hay algo famoso son sus fiestas de Moros y Cristianos, así que debe ser algo de eso el porqué de su nombre pero los llamados “Carolinas” fuera de Bilbao me da a mí que no son conocidos. Una pena, la verdad, porque están deliciosos!!

He leído mucho sobre estos pasteles, y no quiero enrollarme mucho con su historia porque quizá ni siquiera sea la historia auténtica, solo sé que en la red encontraréis muchas recetas con varias bases, desde unas tartaletas de las que venden en cajitas que se suelen utilizar como bases para canapés, a bases de hojaldre y hasta esta que os traigo que es la que se llama pasteles de arroz y que es haciendo las tartaletas en casa con masa quebrada dulce y rellenándolos con la crema. 

Se llaman pasteles de arroz porque parece ser que antiguamente se usaba harina de arroz en su elaboración.

Si os gusta el merengue os encantará.       
          



No recuerdo cuantos me salieron, creo que 6…8...

INGREDIENTES

PASTELES DE ARROZ (base, masa quebrada)

-175 gr. HARINA
-85 gr. MANTEQUILLA MUY FRIA
-40 gr. AZÚCAR
-1 pizca DE SAL
-35 ml. AGUA MUY FRIA

PASTELES DE ARROZ (relleno, crema)

-2 HUEVOS PEQUEÑOS (mirad notas)
-60 gr. AZÚCAR
-260 ml. LECHE
-55 gr. HARINA NORMAL DE TRIGO (o bien, 30 gr. harina normal de trigo y 25 gr. harina de arroz)
-35 gr. DE MANTEQUILLA FUNDIDA Y FRIA
-1/2 PALITO DE CANELA
-1 TROCITO DE PIEL DE LIMÓN
-1 PIZQUITA DE SAL

MERENGUE

-2 CLARAS DE HUEVO XL
-120 gr. DE AZÚCAR

COBERTURA

-2 YEMAS XL
-2 CUCHARADAS COLMADAS DE AZÚCAR
-150 gr. DE CHOCOLATE NEGRO DE COBERTURA

ELABORACIÓN:

-Vamos a empezar con la masa (que podéis sustituir por hojaldre)

-Mezclamos la harina, el azúcar y la pizca de sal. Añadimos la mantequilla muy fría cortada en cuadraditos pequeños. Mezclamos con la punta de los dedos para que todo se integre sin calentarse, deben quedar miguitas, no una masa compacta.

-Una vez la mezcla convertida en migas añadimos el agua muy fría y mezclamos bien pero sin amasar. Cuando los ingredientes estén bien integrados formamos una bola y la aplanamos un poco, envolvemos con film de cocina e introducimos en el frigorífico alrededor de 1h.

*Mientras, vamos preparamos el relleno

-Ponemos la leche con el palito de canela y la piel de limón a calentar al fuego. Justo antes de empezar a hervir, apagamos el fuego, tapamos y dejamos infusionar la leche con la canela y limón  hasta que se entibie.

-Dejamos que se entibie la leche  y que se enfríe la masa en el frigo.

-Una vez fría la masa (alrededor de 1h.) enharinamos bien la mesa de trabajo, estiramos la masa enharinándola también por encima para que no se pegue al rodillo, estiramos dejándola de unos 3 milímetros de grosor más o menos. Cortamos círculos del tamaño de los moldes. Engrasamos y enharinamos  los moldes, ponemos la masa, acoplándola bien en los moldes con las yemas de los dedos, el sobrante lo cortamos con un cuchillo afilado. Cubrimos cada tartaleta con papel de aluminio y ponemos peso encima, yo compré unas bolitas especiales de cerámica para estas cosas en “Casa” me costó sobre 7€ y la verdad que va muy bien pero si no tenéis podéis poner garbanzos secos por ejemplo.

-Metemos en el horno precalentado a 180ºC. durante 10-12 minutos. (lo horneo con aire)

-Pasados esto 10-12 minutos, sacamos del horno, quitamos los pesos y el papel (reservar).

-Seguimos con la crema; Colamos la leche, aparte mezclamos la harina o harinas, el azúcar y la pizca de sal, añadimos los huevos batidos y mezclamos bien con una varilla de mano. Agregamos la leche colada y la mantequilla fundida y fría (fría pero debe seguir líquida). Mezclar bien sin batir.

-Vertemos la crema en las tartaletas, dejándolas bastante llenas. Metemos de nuevo en el horno a 180ºC. durante 10-12 minutos más. Los últimos 3 minutos ponemos también el grill para qué se tuesten por arriba un poco. Veremos que se el relleno se hincha pero no hay preocuparse porque cuando sale del horno se deshincha.

*Mientas, vamos haciendo el merengue

-Ponemos al baño maría el azúcar y las claras y empezamos a batir con la batidora eléctrica de varillas desde el segundo cero, ¡ojo! El agua no debe tocar el cazo donde tenemos las claras, así que una vez esté hirviendo esa agua debemos bajar el fuego.
Batimos y batimos durante unos cuantos minutos hasta que aunque al principio no lo parezca finalmente se convertirá en un merengue firme, liso y brillante. Cuando esté bien firme, apartamos del fuego y los ponemos en una manga pastelera con boquilla muy ancha y lisa, la que yo tengo no era lo suficientemente ancha, así que lo puse sin boquilla directamente usando el propio agujero que tiene la manga.

-Una vez sacados los pasteles del horno los cubrimos con el merengue y horneamos a 100ºC durante 13 minutos.

Mientras, preparamos las 2 coberturas; Por una parte derretimos el chocolate al baño maría y por otra parte hacemos la yema.

-La yema la haremos poniendo las yemas y el azúcar en un cazo de fondo grueso a fuego muy suave removiendo constantemente hasta que el azúcar se disuelva y se quede la mezcla espesita, esto serán unos minutos, hay que tener en cuenta que la yema debe hacerse, no debe quedar cruda, pero tampoco debemos pasarnos o será demasiado espesa para pintar por encima.

-Finalmente sacamos los pasteles del horno y con la ayuda de 1 o 2 cucharas hacemos 2 tiras de yema y 2 de chocolate alternando los sabores.

Y ya por fin, a disfrutar de nuestras Carolinas!! Mmmm…


NOTAS:

-Cómo veis son varios pasos los que hay que hacer pero si seguís los pasos conforme os lo he escrito no es nada difícil.

-En los ingredientes de los pasteles de arroz (la masa quebrada) he puesto 2 huevos pequeños, yo no compro nunca huevos pequeños siempre los compro XL, así que en realidad pongo 1 huevo y medio XL. Para poner medio huevo, basta con batir uno y poner solo la mitad.

-Lo más difícil de la receta es poner el merengue de esa forma, aunque a priori parezca sencillo para mí no lo fue tanto, pero bueno, aunque el primero sale un poco churro los demás salen bien. En you tube podréis ver en muchos sitios como lo ponen.

-El molde que usé es uno que tengo para hacer muffins.

-Realmente no recuerdo cuantos me salieron, lo que sí recuerdo es que me sobró crema.



 Fuente: Sweet & Sour

Buen provecho!!