lunes, 12 de agosto de 2013

PASTA FROLA


¿Que tal estáis pasando el verano?  Espero que mejor que bien. 

Yo no me puedo quejar, por fin tengo unos días libres y dentro de poco tendré otros tantos. Quería hacer muchas cosas pero resulta que no estoy haciendo nada. Tengo tantas recetas por escribir que me ha invadido la pereza, abro Word para escribir y cuando voy por la segunda frase me doy cuenta de que me he levantado y estoy en la cocina haciendo algo, me vuelvo a sentar a escribir y cuando voy por la tercera frase me doy cuenta de que de nuevo me he vuelto a levantar y estoy ordenando un armario! Total que no hay forma humana de escribir nada!




Como no me auto castigue a no levantarme hasta que lo haya escrito todo creo que va a ser complicadillo que haga algo. Hablando de escribir…también me había propuesto seguir con el libro al menos un par de capítulos más (algunos ya sabéis que estoy escribiendo un libro que por cierto no es de cocina) pues lo tengo algo parado y eso no puede ser, si no me pongo las pilas será un libro post mortem a este ritmo, jeje. En fin que cuando me invade la pereza, me invade, nada de tonterías!
Pues nada, mientras escribo todas las recetas os dejo esta que ya hace un tiempo la tengo ahí pendiente de publicar.


Sobre ella os diré que es una maravilla, en mi casa gusta muchísimo, es muy típica de Argentina, pero yo la recuerdo de siempre, de pequeña ya la comía. Lo más típico es rellenarla de membrillo, pero también se puede hacer con mermelada de fresa por ejemplo como bien se puede ver en las fotos o membrillo de fresa. A mí el membrillo no me acaba de gustar, no sé por qué pero no me llama la atención su sabor, sin embargo reconozco que queda mejor con membrillo que con mermelada. 


De todas formas lo dejo a vuestra elección.




INGREDIENTES:

-310 GR. DE HARINA
-1 CUCHARADITA DE LEVADURA ROYAL
-1 PIZCA DE SAL
-1 CUCHARADA DE ZUMO DE LIMÓN
-3 YEMAS DE HUEVO
-150 GR. DE MANTEQUILLA (debe estar fría, no a temperatura ambiente)
-150 GR. DE AZÚCAR

-400 GR. DE MEMBRILLO
-200 ML. DE AGUA



PARA DARLE BRILLO
-100 ML DE AGUA
-200 GR. DE AZÚCAR


-1 YEMA DE HUEVO PARA PINTAR POR ENCIMA


ELABORACIÓN:

-Mezclamos la harina, la sal, la levadura y lo tamizamos todo junto.

-Lo ponemos en un bol o sobre la mesa de trabajo haciendo un agujero en el centro formando un volcán, ahí pondremos el azúcar, las yemas de huevo y la mantequilla troceada.

-Con las manos vamos uniendo la masa, no hay que trabajar en exceso, solo y con paciencia lo que hay que hacer es ir apretando con las manos para que la mantequilla se vaya deshaciendo e integrando en la masa. Al principio parecerá imposible que de ahí salga una masa, pero si, ya veréis que al cabo de unos minutos el milagro se obrará y tendremos entre nuestras manos una masa ideal. Formamos una bola y la cubrimos completamente con film de cocina. 


-Metemos en el frigorífico durante media hora.

-Pasado este tiempo y encendemos el horno con calor abajo y aire (así lo hago yo) y a 180ºC.

-En una sartén antiadherente ponemos los 200 ml. de agua y el membrillo, ponemos al fuego y con la ayuda de una cuchara de madera vamos troceando el membrillo, luego solo hay que remover para que se mezcle bien y quede cremoso. Apagar el fuego.
No dejar enfriar o volverá a quedarse el membrillo duro y lo que nos interesa es que esté cremoso para poder ponerlo bien encima de la masa.

-Espolvoreamos la mesa de trabajo con harina, ponemos la masa encima, cortamos un trozo más pequeño que usaremos para hacer el enrejado.
-La masa más grande la aplanaremos con la ayuda de un rodillo, si vemos que se nos pega al rodillo espolvorearemos por encima también con harina.

-Forramos el fondo de un molde redondo desmontable de 24 cm. con papel de horno y con mantequilla engrasaremos todo el lateral y también el papel.

-Con la ayuda de un cuchillo de los largos (cuanto más largo mejor), separamos la masa de la mesa y con cuidado ponemos la masa en el molde. Si se rompe no pasa nada, con las yemas de los dedos unimos la rotura y también vamos adaptando la masa al molde. Pinchamos bastantes veces la masa con un tenedor, tanto el fondo como el lateral.

-Vertemos el membrillo y lo alisamos.

-Cortamos el exceso de masa del lateral del molde, debe quedar como medio centímetro más de alta la masa que el membrillo.

-Volvemos a espolvorear con harina la mesa y aplanamos la masa restante, la cortamos en tiras largas de igual tamaño que pondremos por encima de la tarta en forma de enrejado.

-Pintar las tiras con clara de huevo y hornear 35-40 minutos a 180ºC con resistencia abajo y aire. Si vemos que la parte de arriba se tuesta demasiado

cubrir con papel de aluminio.

-Mientras está en el horno hacemos el almíbar para darle brillo por encima.

-Para eso ponemos el agua y el azúcar a cocer durante unos 8 minutos más o menos, no nos interesa que quede un almíbar muy espeso pero tampoco debe quedar completamente líquido, en el momento en que veamos que espesa, apagamos el fuego. Reservamos.


-Una vez la tarta horneada, dejamos que se temple y pincelamos por encima con el almíbar, quedará un brillo muy bonito.




NOTAS:

-Se puede hacer con membrillo de fresa (lo venden en algunos supermercados), o también con mermelada de la fruta que os guste. En la foto podéis ver cómo queda con mermelada de fresa.

-Si tenéis membrillo casero mucho mejor que el comprado.

-Podéis poner todo harina, sin la maizena (harina fina de maíz), en ese caso hay que poner 310 gr. de harina.






*Receta del libro "Un toque de maizena" pero con mis cambios.

¡¡Espero que os haya gustado, buen provecho!!



19 comentarios:

  1. Aiiinnn, el verano... que nos pone perezosas... pero de vez en cuando viene bien un descanso, luego toma una las cosas con energía ;). Madre del amor hermoso Cris, ¡qué pintaza tiene esto, qué ricura!, las fotos lo dicen todo, ¡qué bueno!. A ver cuándo nos enseñas ese libro que estás escribiendo ;). Un besote grande,

    www.cocinaamiga.com

    ResponderEliminar
  2. muy apetitosa :)Me estoy imaginando el sabor tan rico que tiene.

    ResponderEliminar
  3. Me encanta este pastel. Te quedó precioso y el sabor es un espectáculo. Enhorabuena!!! Qué disfrutes de tus vacaciones y descanso al máximo!!!

    ResponderEliminar
  4. HOla Crissss, me encanta así finita, no me gustan nada las que son muy gordas quedan super ordinarias verdad??'. Eso que te pasa de levantarte y sentarte y ponerte a otra cosa, debe esr normal, a mi tambien jajajaajaj ;))) besucosss

    ResponderEliminar
  5. Deliciosa! Es perfecta para una merienda con una café al lado. Te ha quedado muy bonita.
    un saludo

    ResponderEliminar
  6. Te acompaño con un cafelito. No eres la única que tiene pereza, jejjee será el calor.
    Bs

    ResponderEliminar
  7. La pasta frolla per me ha un grande fascino.... Bellissime le tue torte!!!!

    ResponderEliminar
  8. Buenísima, no la he hecho nunca pero sí se la he probado, te ha quedado genial!

    besos

    ResponderEliminar
  9. A mí me pasa igual. Llevo mis vacaciones entre limpiezas y guisos, y el blog... me entra pereza sentarme a escribir! La receta es una maravilla y me viene de lujo para gastar el membrillo que me queda aún. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Yo si que estoy perezosa ufffff!!!! creo que Mayte la hizo alguna vez. Te la copio y este sábado la hago si no cambio de opinión, todo depende de como me levante jejejej. Siempre me encanto tu pagina ,pero si el cuerpo te pide cambio no lo dudes seguro que lo necesitas.Mil besos solete y muchos mas jajajjajaja.No se que me pasa contigo siempre te escribo con una sonrisa

    ResponderEliminar
  11. ummmmmmmmmmmmmmmmmmm pues tenias razón: el membrillo guardado es posible que lo use en algo como esto, jejejej. buenísima, yo hago la pasta "frola o flora" con manteca, pero el resultado es el mismo. muakkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk. gordo gordísimo este besazo para ti.

    ResponderEliminar
  12. Delicioso!! Es la pena es no poderla probar, seguro que esta de vicio.
    Besos

    ResponderEliminar
  13. A mí también me gustaría más de mermelada porque al membrillo no le acabo de coger el gusto, tiene un aspecto buenísimo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Me sumo al grupo que prefiere mermelada, y si es de fresa mejor que mejor.
    Una magnífica tarta, en mi casa tambien triunfaría. Un beso grande & espero que hayas sacado tiempo para tu libro.

    ResponderEliminar
  15. Cristina, yo siempre la he comido con mermelada, pero tengo que probar la tuya, se ve deliciosa
    besos

    ResponderEliminar
  16. he vistado tu blog y me ha encantado, me quedo por aqui, ademas te invito a que visites el mio
    http://madamenaroa.blogspot.com/ saludos desde Uruguay

    ResponderEliminar
  17. Me gusta cómo queda tu pastel -de verdad que siempre me deslumbras- y la tengo en la lista de "algún día lo lograré". Un besote.

    ResponderEliminar

Muchísimas gracias por pasar por aquí y por dejarme un comentario.
Os responderé aquí en el blog si es una duda sobre la receta, así la respuesta puede servir a otra persona.

Gracias ;-)